La Sociedad Española de Médicos Generales y de Familia (SEMG) ha celebrado este jueves su 30 aniversario y ha querido reconocer a aquellas personalidades y organizaciones que han destacado por su labor en diferentes campos y tienen que ver con los valores que esta sociedad médica quiere transmitir. Los cinco presidentes de la SEMG, los doctores Ignacio Burgos, Juan José Rodríguez Sendín, José Manuel Solla, Benjamín Abarca y Antonio Fernández-Pro, han sido los encargados de hacer un repaso por la historia de la organización en sus diferentes etapas.

Ignacio Burgos, primer presidente de la SEMG (años 1988-1995), ha explicado que la SEMG surgió del compromiso y de la vocación “de un grupo de médicos que ejercíamos mayoritariamente en el medio rural y que ya contábamos con una década de experiencia. Estábamos comprometidos con la salud de los pacientes, que demandaban conocimiento y habilidades para dar respuestas a sus necesidades. Somos médicos, y gracias a la SEMG, más eficaces y dignos”.

Juan José Rodríguez Sendín, presidente de la SEMG entre los años 1995-2001, se ha referido a este proyecto que surgió hace ya 30 años, señalando que “las respuestas se consiguen con proyectos colectivos”, como fue la historia clínica informatizada, el Curso de Habilidades en Salud Mental y conseguir que la ecografía fuera parte del quehacer del médico. El Dr. Rodríguez Sendín ha expresado un mensaje claro: Todo se puede cambiar si se intenta lo suficiente. “Las dificultades están para ver y comprobar cuántas ganas tienes de conseguir lo que quieres conseguir, las cosas hay que intentarlas 1.000 veces hasta que salen, y si no salen en 1.000 veces, hay que intentarlas 1.001”.

El tercer presidente de la Sociedad Española de Médicos Generales y de Familia, José Manuel Solla (años 2001-2007), ha señalado que este fue un periodo marcado por la creación de la Fundación SEMG Solidaria y su unión y colaboración con la SEPAR Solidaria; y también por la inclusión de actividades humanísticas en todos los congresos nacionales de esta sociedad científica, y que se mantienen en la actualidad.

Por su parte, Benjamín Abarca, presidente durante el periodo 2007-2015, ha asegurado que durante sus mandato en la Sociedad se combinó la experiencia con las ganas de llegar a hacer algo distinto, y para ello trabajaron sobre cuatro pilares: “la visibilidad de la Sociedad; acercar la Sociedad a las nuevas generaciones y llegar a la Universidad; la continuidad y la dignificación de la profesión; y el acercamiento a otras sociedades científicas, especialmente a las otras dos de Primaria, buscando la unión para ser más fuertes como Atención Primaria”.

El actual presidente de la SEMG, Antonio Fernández-Pro, ha comentado que “si hace 30 años se juntó un grupo de locos para fundar esta Sociedad… hoy somos producto de nuestras decisiones, porque hemos trabajado juntos, unidos, somos amigos, tenemos orgullo de pertenencia, y peleamos por el paciente, no lo dejamos, estamos ahí”. Parafraseando a Ramón y Cajal, el Dr. Fernández-Pro ha asegurado que “seguiremos trabajando en una ciencia difícil, en una arte delicado, en un humilde oficio, pero con una noble misión”.

Premiados

La SEMG con motivo de su 30 Aniversario, ha premiado a Irene Villa (premio fortaleza humana), Julia Otero (mejor comunicadora), Asier de la Iglesia (mejor ejemplo de superación) fueron galardonados por el 30 Aniversario, durante una gala en la que también se reconoció la labor de Julio Ancochea (premio solidaridad); Marta Navarrete (premio a la investigación) y Alipio Gutiérrez (mejor reportero de salud). Juan José Rodríguez Sendín (expresidente de la sociedad y primer médico de familia en ser presidente de la OMC) y Pilar Rodríguez Ledo (actual vicepresidenta y primera representante de SEMG en la Comisión Nacional de la Especialidad de Medicina Familiar y Comunitaria) recibieron los premios a la mejor trayectoria y al mejor proyecto de innovación. En cuanto a las instituciones que han sido reconocidas han sido la Fundación ONCE para la Cooperación e Inclusión Social de Personas con Discapacidad y la Plataforma de Organizaciones de Pacientes (POP).