La oncocercosis es una enfermedad parasitaria causada por un gusano llamado Onchocerca volvulus,el cual se transmite por la mordedura de una mosca negra (género Simulium). Puede causar comezón intensa y lesiones en la piel, nódulos, daños en los ojos y, a la larga, ceguera.

El Programa de Donación de MECTIZAN de MSD cumple 30 años. Durante estas tres décadas, MSD ha trabajado con organizaciones aliadas para que los afectados por la oncocercosis puedan disponer gratis del tratamiento que combate la llamada “ceguera de los ríos”, una de las principales causas de ceguera prevenible en todo el mundo.

Hasta hoy, el Programa de Donación Mectizan ha otorgado más de 13 millones unidades de medicamento en México, lo que ha mantenido al programa como uno de los de más larga duración en nuestro país.

Como lo prometió el Dr. Roy Vagelos, presidente de MSD en 1987, se ha donado todo el Mectizan que se ha requerido, por el tiempo que sea necesario, a toda persona que lo necesite, hasta alcanzar la erradicación de la ceguera de los ríos y la eliminación de esta enfermedad como problema de Salud Pública.

Hace 30 años MSD tomó la importante decisión de donar el medicamento (ivermectina) a países de África Occidental y Central, en Yemen y en América Latina. En el caso de Latinoamérica, la donación fue para seis países que estaban en la lista de vulnerabilidad: Brasil, Colombia, México, Guatemala, Ecuador y Venezuela.

Así la ivermectina se ha suministrado a las comunidades de forma gratuita a través de la educación sanitaria y la distribución semestral del medicamento antiparasitario. Colombia y Ecuador fueron los primeros países en recibir oficialmente, por parte de la Organización Mundial de la Salud, la verificación como país libre de oncocercosis, en 2013 y 2014 respectivamente. México se convirtió en el tercer país en recibir la certificación en el 2015, seguido de Guatemala en 2016.

En México, la ivermectina se comenzó a administrar en 1989, momento en que cambió radicalmente la forma de combatir esta enfermedad. En 2001 se logró que más del 85 por ciento de la población afectada recibiera el tratamiento. Para 2011, los focos mexicanos que quedaron libres de oncocercosis fueron tres: uno en el estado de Oaxaca y dos en el estado de Chiapas, comunidades cercanas a los ríos, donde el cultivo de café ha sido la actividad económica predominante.

La reducción de la enfermedad ha sido un éxito gracias a la Organización Panamericana de la Salud (OPS), The Carter Center, el Programa de la Eliminación de la Oncocercosis en las Américas (OEPA), la OPS/OMS, los Centros de Control y Prevención de Enfermedades (Centers for Disease Control, CDC) de los EE. UU., USAID, 3 Bill and Melinda Gates Foundation, Lions Club International Foundation, el Programa de Donación de Mectizan de MSD, en el caso de México, a la Secretaría de Salud Federal y de Chiapas y Oaxaca, así como trabajadores de salud comunitaria.

Cabe destacar que, en 1978, el investigador científico de MSD, el Dr. William Campbell, descubrió junto con Satoshi Omura, la avermectina que, a la postre se derivó la ivermectina medicamento útil contra la ceguera de los ríos, este descubrimiento le valió el Premio Nobel de Medicina y Fisiología de 2015. Actualmente, solo queda un área de transmisión activa: la región fronteriza que comparten Brasil y Venezuela, que es el hogar de los indígenas Yanomami.

Dichos ministerios de salud colaboran con el Centro Carter/OEPA, la OPS/OMS, y otros asociados, para asegurar que el tratamiento se administre a los Yanomami, y alcanzar el objetivo de eliminar la oncocercosis de esa región (y por lo tanto, de las Américas en su totalidad) en 2020.