» Consultar al

menos un mes y

medio antes del viaje

con un centro de

vacunación internacional

para conocer

la situación sanitaria

del país y las medidas

de prevención

que deban adoptarse.

También deben

informarse de las vacunas

o tratamientos

preventivos necesarios

para el país

que se visita (algunos

de ellos necesitan

varios días e incluso semanas

para ser efectivos, por lo

que es necesario administrarlos

con tiempo suficiente).

» Visitar al médico antes

del viaje si se padece alguna

enfermedad o alergia o se está

tomando algún tratamiento.

Es aconsejable tener un informe

médico preparado y llevar

la cantidad suficiente de medicación

repartida en la maleta y

bolso de mano. Consultar las

medidas de seguridad de los

aeropuertos para que puedan

organizar su equipaje

de forma adecuada.

» Es importante informarse

sobre el sistema local

de asistencia sanitaria y

conocer la extensión de la

cobertura de su seguro.

» Elegir ropa y calzado

adecuados y llevar un pequeño

botiquín que contenga

material de cura y algunos

medicamentos para síntomas

menores (como analgésicos

o antihistamínicos).

» En el país de destino,

precaución con los alimentos

y bebidas, que son la

causa más frecuente de enfermedad

en el viajero.

Ya en el destino”

» Lavarse las manos con

frecuencia para evitar infecciones.

» Beber agua embotellada

o tratada y evitar el consumo

de hielo que no haya sido

preparado con agua segura.

» Consumir sólo leche

envasada y derivados lácteos

higienizados. Precaución con

la repostería y los helados.

» Las comidas deben estar

cocinadas y conservadas a

temperatura adecuada: evitar

los productos crudos y tener

especial cuidado con las salsas

y los preparados que contengan

huevo.

» La fruta debe ser pelada

personalmente y las verduras

no deben comerse crudas.

» Evitar el consumo de

productos de mercadillos ambulantes.

» Protegerse del calor, de

la humedad y de la exposición

directa al sol.

» Protegerse contra picaduras

de insectos con ropa

adecuada, usar repelentes y, si

fuera necesario, mosquitera

para dormir.

» Extremar las medidas

para evitar los contagios en los

lugares de baño.

» Cuidar la higiene personal.

Al regresar

Al regresar del viaje, si presentase

algún problema de salud,

debe consultar con los

centros de vacunación internacional

o con su médico habitual.

FUENTE: Ministerio de Sanidad y

Política Social.