El 25% de los varones que pasa

por la consulta del médico de

familia presenta problemas con

el alcohol. De este porcentaje,

entre el 2 y el 5% han desarrollado

una fuerte dependencia al

alcohol, según el doctor Jacinto

Mosquera, médico de familia y

experto en alcoholismo de la

Sociedad Española de Medicina

de Familia y Comunitaria.

Según Mosquera, que hizo

estas afirmaciones en el marco

del XXV Congreso de la Sociedad

Española de Medicina de

Familia y Comunitaria celebrado

recientemente en Santiago

de Compostela, “la mayoría

de la población acude al menos

una vez al año al médico

de familia y esto facilita que

este profesional pueda preguntar

al paciente sobre sus

hábitos y estilos de vida. Si el

paciente presenta una dependencia

al alcohol, analizamos

el caso y lo motivamos para

que reciba un tratamiento especializado”.

La población que consume

bebidas alcohólicas ha ido

aumentando de forma progresiva

a lo largo de las últimas

dos o tres décadas. Los datos

sobre el consumo de alcohol

en España ponen de manifiesto

que más del 1% de la población

reconoce beber excesivamente

a diario, y de ellos

un 96% son menores de 29

años. Esta cifra se triplica los

fines de semana, días en que

la mitad de los fallecidos en

accidente de tráfico presenta

alcoholemia positiva.

Siete de cada diez jóvenes

entre 15 y 28 años de edad

beben durante los fines de semana.

En este segmento de

edad, las diferencias por sexo

tienden a reducirse. El consumo

excesivo de alcohol conlleva

un aumento en este grupo

de los accidentes de circulación,

de la violencia y de los

percances en el medio laboral.

En lo que se refiere a los accidentes

de tráfico, en más del

50% de los casos el alcohol es

la causa subyacente.