Un 97 por ciento de los

adultos que sufren Trastorno

de Hiperactividad y Déficit

de Atención (TDAH) en

España están sin diagnosticar,

según señaló el director del

Instituto de Psicología Judicial

y Psiquiatría de la Clínica Universitaria

de Saarland (Alemania),

el doctor Michael Rösler,

durante el XIII Congreso Nacional

de Psiquiatría.

A su juicio, el diagnóstico

de los adultos que sufren

TDAH se ha convertido en un

auténtico desafío para los psiquiatras

españoles, ya que los

adultos que sufren este síndrome

presentan un 89 por ciento

de presencia conjunta con otro

tipo de enfermedades como

pueden ser las adicciones, la

ludopatía, el trastorno ansiosodepresivo,

la bulimia y otros

trastornos de la personalidad.

Actualmente, en España,

solo hay 1,3 por ciento de

adultos con TDAH diagnosticados

correctamente frente a

un 7,3 por ciento de adultos

diagnosticados en Francia o al

6 por ciento en Noruega. El

porcentaje de hombres que

sufre esta patología es el triple

que el de mujeres.

Además, varios estudios indican

que un 70 por ciento de

los niños que nunca fueron tratados

por su TDAH continuarán

padeciendo este síndrome

de jóvenes y de adultos. “Con

los años sus problemas se irán

agravando poco a poco”, según

señaló el psiquiatra de la

Unidad de Alcoholismo y Patología

Dual del Hospital 12 de

Octubre, doctor Guillermo

Ponce. “Normalmente el niño

con este trastorno está protegido

por su familia y por su entorno

escolar. En el momento

que surge un problema, la familia

consulta rápidamente

con un neuropediatra o un psiquiatra

infantil. Sin embargo,

los adultos ni siquiera tienen

conciencia de padecer este

problema porque está enmascarado

en otras patologías colaterales”,

señaló.

Según estos expertos, este

trastorno deja un claro perfil en

el adulto que la sufre. Suelen

fracasar en su desarrollo profesional

y personal y más de un

30 por ciento de ellos termina

desarrollando una grave depresión

que, a su vez, provoca que

acaben “enganchados” a múltiples

sustancias tóxicas.