Investigadores del Baylor College

of Medicine de Houston, en

Estados Unidos, han desarrollado

una vacuna que ayuda a

bloquear la sensación que genera

el consumo de cocaína

en un 38 por ciento de las

personas que la tomaron, con

lo que se abre una nueva esperanza

en el tratamiento de

la adicción a esta droga.

Según, el doctor Thomas

Kosten, uno de los autores de

esta investigación, el objetivo

es frenar los efectos gratificantes

de la cocaína y reducir así

las recaídas en su consumo, y

por el momento parece que

“el concepto funciona”.