Aún no se logrado el control

óptimo del dolor en pacientes

con cáncer, aunque se ha mejorado

en esta dirección, según

la Sociedad Española de Oncología

Médica (SEOM), que acaba

de presentar la “Guía Rápida

SEOM: Tratamiento Médico

del Dolor Oncológico”, cuyo

objetivo es favorecer una aproximación

al tratamiento del dolor

en el paciente canceroso.

Según esta sociedad científica,

uno de cada tres hombres

y una de cada cinco mujeres

sufrirá cáncer en nuestro país y

las previsiones apuntan hacia

un incremento en los próximos

años. Cada año se diagnostican

más de 160.000 nuevos casos.

Es la segunda causa de mortalidad

y representa el 30% de la

mortalidad en los varones y el

20% en las mujeres.

“El dolor”, asegura el doctor

Alfredo Carrato, presidente

de la SEOM, “es el síntoma

más frecuente en estos enfermos,

siendo además uno de

los más terribles debido a su

impacto negativo en la calidad

de vida del paciente. Por su

parte el doctor Carlos Camps,

jefe del Servicio de Oncología

Médica del Hospital General

de Valencia, considera que

“con los tratamientos disponibles

en la actualidad se podría

lograr un control del dolor entre

el 75 y el 95% de los pacientes

con cáncer. No obstante,

actualmente no se están

alcanzando estas cifras. Además,

el consumo de opioides

mayores, indicados para el tratamiento

del dolor crónico moderado

a intenso sigue siendo

muy bajo en nuestro país”.

El dolor está presente en

aproximadamente el 40% de

los pacientes en el momento

del diagnóstico del cáncer. Se

caracteriza en la mayoría de

los casos por ser un dolor crónico,

que persiste durante

más de tres meses, nocicéptico,

es decir, se origina en la

piel, mucosas, músculos, huesos

o articulaciones y suele ser

constante.