El pasado 12 de mayo se celebró

el Día Mundial de la

Fibromialgia y aunque no existe

una estadística fiable al respecto,

se estima que entre un millón

y medio y dos millones de

españoles padecen esta enfermedad.

En este contexto, el jefe

clínico de Rehabilitación del

Hospital Clínico Universitario

San Carlos de Madrid, Luis Pablo

Rodríguez, ha asegurado

que la realización de ejercicio

aeróbico mejora sustancialmente

los síntomas de la fibromialgia.

A este respecto asegura

que “hay evidencias de que el

ejercicio físico aeróbico, realizado

en medios como el aire y el

agua, dan mejores resultados.

De la misma manera, está comprobado

que la persona que

padece esta enfermedad es menos

tolerante al frío, mientras

que el calor reduce la intensidad

de los síntomas. El médico

rehabilitador ha de mostrar al

paciente cómo es su enfermedad

y darle las herramientas para

que sepa protegerse”.