De los resultados de una

encuesta realizada por la

OCU a casi 850 trabajadores se

desprende que la mitad de los

trabajadores encuestados sufre

estrés laboral, pero que sólo

uno de cada cinco lo reconoce.

Las causas de estrés más

habituales reconocidas por los

trabajadores son, por orden de

frecuencia: trabajo repetitivo

(91 por ciento), exigencia de

trabajar rápido, exigir demasiado

esfuerzo, ascensos injustos,

salario injusto, falta de reconocimiento,

mala gestión del trabajo,

no aprender cosas nuevas,

falta de tiempo y falta de

apoyo de los compañeros. Con

estos datos, la OCU concluye

que el 56 por ciento de los trabajadores

sufre estrés moderado,

severo o peligroso, un porcentaje

muy superior al estrés

percibido directamente por los

encuestados, que apenas alcanza

el 22 por ciento. Sólo el 17

por ciento sigue algún tipo de

tratamiento.

La mitad de los encuestados

reconoce que su trabajo

afecta de forma negativa a su

salud. Mientras que síntomas

físicos como cansancio, agotamiento

e insomnio son fáciles

de observar, los signos psíquicos

(irritabilidad, dificultad de

concentración, indiferencia)

son más difíciles de identificar.

Además, una cuarta parte reconoce

que el estrés interfiere

en su vida familiar y en su rendimiento

en la empresa.

Por ultimo, la encuesta concluye

que el perfil del estresado

es el de una mujer de entre 35-

45 años con estudios medios o

superiores que lleva trabajando

más de 5 años en la misma empresa

como trabajador por cuenta

ajena y con un horario laboral

de más de 35 horas semanales.

Para aquellas personas que

sientan que el estrés forma parte

de su vida, la OCU aconseja:

” Organizar la jornada laboral:

estableciendo prioridades

y cumpliéndolas sin aplazar

las decisiones.

” Hablar con el jefe si se

tiene demasiado trabajo o plazos

muy ajustados, negociando

una solución.

” Seguir unos hábitos de

vida sanos: dormir entre 7 y 8

horas diarias y una dieta equilibrada.

” Hacer deporte regularmente

y practicar la meditación

y la relajación.