El uso de sujetadores específicos

para practicar deporte

evita una caída prematura del

pecho con carácter irreversible,

según destacaron expertos en

un encuentro informativo organizado

por Shock Absorver,

con motivo de la 6º Edición de

la Carrera de la Mujer, celebrada

recientemente en Madrid.

El ginecólogo Fernando

Moreno Lete destacó que “las

lesiones irreversibles pueden

ser aquellas que condicionan

cambios estéticos en la mama,

y el único camino para resolverlo

puede ser la cirugía”, por

lo que indicó que para evitarlo

es necesaria una prevención

adecuada desde el principio.

Este experto explicó que

la mama es una glándula de

tejido de escasa sujeción y, de

la misma forma que se utiliza

un calzado adecuado para correr,

se ha de utilizar un sujetador

específico para evitar lesiones

en la mama. Al tener

un tejido que fundamentalmente

es graso, va a tener

unas posibilidades de desplazamiento

y de movilidad mayor

que otros órganos.

En concreto, apuntó que

la fijación de la mama es débil,

y fundamentalmente depende

del tejido que lo sustenta desde

la zona de la aureola hacia

los músculos pectorales mayores.

Si se produce un movimiento

continuo sobre la mama

puede haber unos desplazamientos

de hasta 21 centímetros

en oscilación, tanto

superior, inferior como lateral,

lo que lleva a un desprendimiento

que luego tiene difícil

solución.

Asimismo se pueden producir

microlesiones internas

porque las glándulas disponen

de sistema vascular, sistema

nervioso y de elementos del

sistema linfático, y todas estas

pequeñas estructuras, según

los impactos que la mama reciba,

pueden sufrir mayores o

menores consecuencias.

Por otro lado, el doctor

Moreno señaló que muchas

de las consultas que se producen

vienen condicionadas por

un simple o leve dolor en alguna

zona específica de la mama,

y en realidad lo que más

preocupa es que pueda ser

por otra causa, y muchas veces

son pequeñas distensiones

o lesiones por consecuencia

de movimientos inadecuados

o por la falta de sujeción. “Con

un cuidado previo, la mayoría

de las veces no va a tener esa

consecuencia”, precisó.

Reducción

del movimiento

El 75 por ciento de las mujeres

que practican regularmente

ejercicio no utiliza un sujetador

especial de deporte, según

muestran los datos de un estudio

realizado por la Universidad

de Edimburgo (Reino Unido)

sobre la utilización de

sujetadores deportivos en las

mujeres.

Entre las conclusiones de

este estudio destaca que el 80

por ciento de los médicos que

fueron entrevistados están de

acuerdo en que con el uso del

sujetador adecuado disminuye

la tensión de los ligamentos

de Cooper que, una vez dañados,

no se pueden reparar.

Además, la investigación reveló

que usar un sujetador deportivo

a la hora de practicar

ejercicio físico reduce el movimiento

del pecho hasta un 50

por ciento, lo que retrasa su

caída a largo plazo.