El 50 por ciento de los adultos

españoles presenta halitosis

por una incorrecta higiene

de la zona lingual, lugar

donde se acumulan la mayoría

de los microorganismos

bacterianos responsables del

mal aliento. Según la doctora

de Vital Dent, Olga Prieto, “la

lengua es la principal fuente

de bacterias que produce la

enfermedad periodontal, por

lo que mantenerla limpia no

es tan sólo una cuestión de

estética o para evitar el mal

aliento, sino también una

cuestión de salud, ya que con

este hábito se disminuye el índice

de bacterias dañinas para

el organismo”.

Para mantener una higiene

adecuada en la lengua, se recomienda

limpiarla usando el

cepillo de dientes o limpiadores

linguales; frotando con suavidad

hacia delante, sin olvidarse

de las zonas posteriores.

Según la doctora Prieto,

“una lengua sana tiene un color

rosado y no debe está cubierta

por ninguna capa bacteriana. Si

pierde este color será síntoma

de padecer algún trastorno”. Para

evitarlo, se debe limpiar la

lengua de manera correcta, es

decir, firmemente, pero sin lastimar

las papilas para no producir

inflamaciones en la superficie.

A este respecto, limpiar todos

los días la lengua agudiza

el sentido del gusto y ayuda a

eliminar las más de 300 especies

de microorganismos distintos

que se pueden alojar en

la cavidad oral.