La reducción gradual de ingestión

de nicotina y alquitrán

es uno de los procedimientos

que figuran entre los

más efectivos para dejar de

fumar. En ella se parte del hecho

de que la nicotina de los

cigarrillos es la principal causa

productora de dependencia, y

el fumar como un desorden

mantenido por factores psicológicos

y fisiológicos.

La adicción al tabaco es

una combinación de una dependencia

física a la nicotina

y una dependencia psicológica:

el propio hábito de fumar.

Si la dependencia fuese sólo

física, bastaría con dejar de

fumar durante una semana

para no volver a desear un cigarrillo.

Sin embargo, fumar

es también una conducta

aprendida, un conjunto de

gestos y rituales muy difícil de

abandonar debido a la práctica

continua: 20 cigarrillos diarios

x 365 días suponen 7.300

cigarrillos al año. Luego está

la asociación con situaciones

relajantes o agradables: salir y

charlar con amigos, tomarse

un descanso en el trabajo…

Finalmente, sensaciones positivas

que se derivan de fumar:

placer, relajación, alivio de los

síntomas del síndrome de

abstinencia. Por ello la decisión

de dejar de fumar no es

fácil y aún lo es menos llevarlo

a la práctica.

Según el informe del Instituto

Carlos III “Evaluación de

la eficacia, efectividad y coste-efectividad

de los distintos

abordajes terapéuticos para

dejar de fumar”, los procedimientos

más efectivos para el

abandono del tabaco y obtener

los mejores resultados sobre

dependencia psíquica y física,

medidos en porcentajes

en ensayos con tasas de abstinencia

mayor del 33% a los

12 meses del seguimiento, son

los que se exponen a continuación

en orden de eficacia y

efectividad: programas multicomponente;

intervención médica

en pacientes cardiacos;

cesación de fumar y otros procedimientos; intervención médica

en pacientes con enfermedad

respiratoria; fumar rápido

y otros procedimientos;

reducción gradual de ingestión

de nicotina y alquitrán; prevención

de factores de riesgo;

programas con formato grupal;

hipnosis individual y tratamiento

sustitutivo de nicotina/

bupropión y tratamiento

conductual combinado.