» Es muy recomendable

la utilización de crema solar

que, además de protegernos

del sol, tiene una cierta capacidad

para aislar la superficie

corporal de sustancias como

los tentáculos de las medusas.

» No subestime la situación.

Ante una proliferación de

medusas es mejor no meterse

en el agua, ni siquiera en la

orilla, ya que pueden existir

fragmentos de tentáculos con

la misma acción urticante. En

caso de duda pregunte al servicio

de vigilancia de la playa.

» No toque las medusas

muertas o fragmentos de ellas

ya que su poder urticante persiste

hasta 24 horas en condiciones

de sequedad.

» Si ha visto medusas y

no existe una señalización

adecuada, avise al puesto más

cercano de vigilancia de playa.

» La zona de rompiente es

una zona peligrosa en caso de

existir medusas, ya que muchos

fragmentos, con acción urticante,

pueden concentrarse allí.

» Se recomienda que aquellas

personas que permanezcan

un tiempo prolongado en el

agua utilicen prendas protectoras

(gafas, trajes de neopreno,

lycra, etc.).