Los niños y niñas españoles

de entre 7 y 15 años podrán

visitar gratis al dentista.

Éste es el objetivo del Plan de

Salud Bucodental que el Ministerio

de Sanidad y Consumo

va a impulsar en toda España,

cuya cobertura incluirá

exploraciones y revisiones

anuales de la dentición permanente

y un seguimiento en los

casos en los que el facultativo

así lo aconseje. Uno de los

puntos del Plan es la formación

en materia de higiene y

prevención con objeto de que

los más pequeños adquieran

buenos hábitos de higiene bucodental

y los transmitan a sus

padres y familiares.

Conforme al criterio profesional

del dentista, los niños

que lo requieran podrán tener

acceso a una serie de prestaciones

que se detallan en el cuadro

adjunto. Entre ellas destaca

la ausencia de la ortodoncia,

que seguirá dependiendo de la

economía familiar.

En definitiva, un plan que

va a dar mucho que hablar y

que desde que se anunció no

ha dejado indiferente a nadie.

Así mientras que, por ejemplo,

el Partido Popular cree que es

fruto del “miedo electoral”, la

Confederación Española de

Asociaciones de Madres y Padres

de Alumnos (CEAPA) y la

Federación de Consumidores

en Acción apoyan la iniciativa.

Equidad

En la actualidad, comunidades

autónomas como Navarra, País

Vasco, Andalucía y otras ofrecen

a sus menores prestaciones

de salud bucodental similares

a las que propone el Plan

de Salud Bucodental ministerial,

experiencias que avalan el

éxito de la medida. No obstante,

este servicio se ofrece de

manera desigual en el conjunto

del territorio español, por lo

que esta nueva iniciativa pretende

asegurar la equidad en

el acceso a estas prestaciones

de todos los niños, independientemente

del lugar en el

que vivan y de la renta que

sustente a su familia. Así, en

palabras del ministro de Sanidad

y Consumo, Bernat Soria,

“el objetivo es que la salud bucodental

esté al alcance de todos

para que la sonrisa de un

niño no dependa nunca de su

condición social”.

Cofinanciación

El Ministerio sigue como modelo

el Programa de Salud Bucodental

para niños que se

aplica desde hace años en Andalucía.

Si los cálculos no fallan

este plan costará entre 40

y 45 euros por niño y, si todo

se desarrolla como está previsto,

unos cuatro millones de

chicos y chicas de entre 7 y 15

años de edad podrán beneficiarse

de estos servicios cuando

el Plan esté completamente

implantado.

Para que pueda llevarse a

cabo y extenderse a todo el

país, el Gobierno propondrá a

las comunidades autónomas la

suscripción de convenios voluntarios

y se ofrecerá a cofinanciar

los servicios previstos

para que los gobiernos regionales

los faciliten a toda la población

de entre 7 y 15 años

de sus territorios. Los convenios

serán específicos con cada

comunidad teniendo en cuenta

la situación concreta en cada

caso, pues no hay que olvidar

que hay comunidades que

ya han desarrollado, de un

modo u otro, programas de

salud bucodental infantil.