Ocho de cada diez mujeres

sufre uno o varios síntomas

premenstruales como tensión

mamaria, hinchazón, retención

de líquidos, dolor abdominal,

dolor de cabeza, cansancio e

irritabilidad o depresión, síntomas

que en el 10% de los casos

pueden ser incapacitantes y en

un 63% afectan al entorno familiar,

según las conclusiones

del ‘Estudio Arkopharma sobre

Síndrome Premenstrual’, presentadas

recientemente en Madrid.

De acuerdo con los resultados

de la investigación, en la

que participaron ginecólogos y

farmacéuticos de Bilbao, Madrid,

Barcelona, Sevilla y Valencia,

las mujeres de entre 19 y 25

años son las que presentan con

más frecuencia síntomas relacionados

al síndrome premenstrual.

En cuanto al tratamiento,

el 63% de los farmacéuticos y

el 72% de los ginecólogos optan

por la fitoterapia para prevenir

y aliviar los síntomas premenstruales,

seguido del uso

de los anticonceptivos orales.

No obstante, los expertos también

abogan por incorporar

ciertos cambios en el estilo de

vida de la mujer como reducir

el consumo de sal, líquidos y

chocolate; suprimir el alcohol,

el café y el tabaco; y reducir el

estrés o la tensión emocional.

“El que los anticonceptivos

orales se encuentren situados

como segundo tratamiento

por frecuencia se debe más a

la concurrencia de otras circunstancias

-necesidad de anticoncepción-,

que al hecho

de que dicho tratamiento se

considere de primera línea en

el síndrome premenstrual. Así,

los anticonceptivos orales tienen

más efectos secundarios y

en el caso del dolor mamario

pueden en ocasiones provocarlo

o empeorarlo”, explica el

doctor Miquel Prats de Puig,

ginecólogo especializado en

patología mamaria.

Onagra

Por su parte, Mª José Alonso,

vocal de fitoterapia del Colegio

Oficial de Farmacéuticos de

Barcelona, señala que “los tratamientos

farmacológicos clásicos

tienen importantes efectos

adversos, por lo que se intenta

limitar su uso y abrir el campo

a la fitoterapia que ha demostrado

una eficacia comparable,

pero con muchísima más seguridad”.

Según esta experta, el

aceite de onagra (rico en ácido

gammalinolénico) ha probado

su eficacia para prevenir y aliviar

los síntomas del síndrome

premenstrual, debido a sus propiedades

antiinflamatorias, amén

de ser una opción segura y sin

efectos secundarios.

En líneas generales, la onagra

ha sido señalada por los especialistas

como la planta medicinal

más conocida y utilizada

para la prevención y el alivio de

los síntomas que acompañan a

este síndrome. Coinciden en

que “la onagra se propone como

un tratamiento a largo plazo,

ya que está pensado como

un suplemento para tomar todos

los días”.