Se estima que en España existen

entre 130.000 y 150.000

personas infectadas por el virus

de la inmunodeficiencia humana

(VIH). Sólo en 2008 se diagnosticaron

1.283 nuevos casos

de sida, con lo que la cifra total

de casos notificados en

nuestro país se sitúa en

77.231. “Por todo ello, evitar el

retraso en el diagnóstico de la

infección por el VIH es un objetivo

prioritario en la lucha contra

el sida” según el doctor Lozano,

presidente de GESIDA.

El Ministerio de Sanidad y

Política Social estima que la

tasa de transmisión es 3,5 veces

mayor entre los que desconocen

que tienen el virus

que entre los ya diagnosticados.

Algunos estudios indican

que el 25 por ciento de los infectados

que desconoce su estado

serológico es responsable

del 54 por ciento de las

nuevas infecciones.

En nuestro país, el diagnóstico

y tratamiento de la infección

por VIH es totalmente

gratuito para toda la población

y además se realiza con

total garantía de confidencialidad.

Incluso en algunas comunidades

autónomas existen

farmacias y programas específicos

donde se puede realizar

la prueba diagnóstica también

de forma totalmente anónima.