» Utilice gafas adecuadas

al bañarse en el mar o en la

piscina.

» Proteja los ojos con unas

gafas de sol cuyos cristales estén

preparados para filtrar las

radiaciones de los rayos UVB.

» Asegúrese que el filtro de

protección de las gafas de sol es

de categoría 3, como mínimo.

» Utilice gafas de sol homologadas,

con su correspondiente

identificación CE que

asegura el cumplimiento del

producto con la normativa

vigente.

» No administrar colirios

sin previa recomendación de

un especialista.

» Lavarse a menudo las

manos para evitar las infecciones

oculares.

» Si aparece algún síntoma

molesto, acudir al médico

de inmediato, pero nunca automedicarse.

FUENTE: CEMEFAR.