Unos mil pacientes con marcapasos

en toda España tienen

que revisarlos porque podrían

presentar fallos. El

fabricante, Medtronic, líder

del sector, alertó el mes pasado

de que un subgrupo de

dispositivos de las series Kappa

y Sigma presentaba un índice

de fallos mayor de lo esperado.

Según el Ministerio

de Sanidad, los marcapasos

de esas series activos en España

son 1.085, aunque la empresa,

según datos más actualizados,

asegura que sólo

quedan 606.

Los hospitales, alertados

por el fabricante, están localizando

a los pacientes para

que acudan a hacerse una revisión.

No todos los marcapasos

tienen que sustituirse.

“La posibilidad de que fallen

es tan pequeña que hay que

valorar pros y contras en cada

caso”, ha explicado Julián

Pérez-Villacastín, vicesecretario

de la Sociedad Española

de Cardiología (SEC). Por ejemplo,

sería necesaria la sustitución

en el caso de los pacientes

llamados “marcapaso-dependientes”,

en los que el dispositivo

funciona constantemente,

y que suponen entre el 15 y el

20 por ciento del total, según

la SEC.

Según el fabricante, el

problema surge sólo al final

de la vida útil del marcapasos.

El fallo está en los filamentos

que conectan el circuito

electrónico con otros

componentes.