Desde que se dio a conocer el brote de la COVID-19, investigadores y científicos emprendieron diversos estudios para encontrar terapias y tratamientos con la finalidad de prevenir y disminuir la severidad de la enfermedad. Entre los temas más investigados, está la suplementación con vitamina D. Existe consenso sobre los beneficios que la vitamina D otorga al sistema inmune y, más recientemente, su vínculo con la COVID-19. Hay evidencias que sugieren que el nivel de la vitamina D en la sangre está relacionado con el riesgo y la gravedad de dicho padecimiento.

Cabe destacar que los estudios sobre los beneficios de la vitamina D en el sistema inmunológico ya se venían realizando de tiempo atrás. En ellos se demostraba una clara relación entre la vitamina D y la salud inmunológica, especialmente cuando se trata de infecciones del tracto respiratorio. De hecho, los estudios resaltan el beneficio de los suplementos diarios de vitamina D para prevenir las infecciones agudas del tracto respiratorio. Al mismo tiempo, se demostró que la deficiencia de vitamina D está relacionada a infecciones respiratorias como pulmonía, tuberculosis y bronquitis.

Importancia de la vitamina D

“La vitamina D se ha destacado como un importante aliado contra la gravedad de la COVID-19. Algunos estudios han reportado que la suplementación con vitamina D puede disminuir el riesgo o la gravedad de infecciones del aparato respiratorio, incluidas las infecciones virales como lo es la COVID-19”, resaltó Héctor Cori, director científico de DSM Productos Nutricionales para América Latina. Y añadió, “la vitamina D está generando un interés creciente entre la comunidad médica y la población, ya que este nutriente participa activamente en la respuesta de los sistemas inmunes innato y adaptativo”.

Los especialistas recomiendan a la población en general, pero sobre todo a aquellas personas que tienen bajos niveles de vitamina D, consumir suplementos que contenga esta vitamina para proteger las defensas naturales del cuerpo y fortalecer el sistema inmunológico.

“Un panel de expertos recientemente recomendó el consumo de 2000 UI, es decir, 50 µg – de vitamina D por día para apoyar la inmunidad”, agregó Cori.

 Vínculo entre vitamina D, sistema inmune y la COVID-19

Con la finalidad de observar el papel que juega la vitamina D en la salud inmunológica, en abril del 2020, se llevó a cabo un estudio en 20 países europeos entre más de 190,000 pacientes, de los cuales el 9.3% salieron positivos al SARS-CoV-2. Aquellas personas que cuentan con niveles óptimos de vitamina D corren menos riesgo de contagiarse de COVID-19, mientras que aquellas personas que presentan niveles bajos de vitamina D son más propensos a contraer el virus.

Diversos análisis han encontrado que la suplementación con vitamina D reduce el riesgo de desarrollar una infección aguda del tracto respiratorio. Las infecciones agudas del tracto respiratorio pueden tener un impacto significativo en la salud y la calidad de vida de una persona. Se estima que la influenza estacional por sí sola provoca entre 3 y 5 millones de hospitalizaciones en todo el mundo y entre 290,000 y 650,000 muertes al año.

Una revisión reciente que investiga los hallazgos de 27 estudios concluyó que el contar con niveles óptimos de vitamina D ayuda a reducir la gravedad de la enfermedad, evitando la hospitalización y mortalidad.

Suplementación con vitamina D

Muchas personas alrededor del mundo pueden tener bajos niveles de vitamina D durante los meses de otoño e invierno, cuando la luz del sol es limitada. Además, algunas poblaciones, como los adultos mayores y las personas con piel más oscura, son especialmente vulnerables a niveles bajos de vitamina D, ya que no logran convertirla adecuadamente de los rayos UVB (del sol).

Los alimentos enriquecidos con vitamina D y los suplementos de vitamina D ejercen un papel importante para ayudar a las personas a lograr un consumo óptimo de vitamina D, y muchas personas dependen de estas soluciones nutricionales para lograr un buen nivel de vitamina D. A medida que la comunidad científica anticipa más conocimientos sobre el vínculo entre la vitamina D y la COVID-19, los expertos recomiendan el consumo de suplementos de vitamina D diariamente, especialmente en las personas que corren el riesgo de tener alguna deficiencia.

Nutrición

La nutrición juega un papel clave en el apoyo a una función inmunológica óptima. Si bien la nutrición por sí sola no puede prevenir enfermedades o infecciones, sí apoya a la respuesta inmunológica de su cuerpo y puede acelerar la recuperación y mitigar la gravedad de los síntomas. Con base en la evidencia actual, los expertos están de acuerdo en que se deben lograr niveles adecuados de vitamina D mediante la suplementación en la población general para ayudar a mantener la salud inmunológica y reducir el riesgo de infección.

“La aparición de la COVID-19, nos vino a demostrar la importancia de tener y mantener nuestro sistema inmunológico fuerte. Y que gracias a los estudios que se han venido realizando, lo podemos conseguir a través de la vitamina D. Estudios que también han demostrado que esta vitamina puede ser una opción prometedora y segura para reducir el riesgo de una infección, que se convierta en caso severo o lleve a la muerte”, finalizó el director Científico de DSM Productos Nutricionales para América Latina.

Referencias: [1] Pharmaceutical Solutions, The benefits of cholecalciferol (vitamin D3) for immune function. Cholecalciferol in clinical setting. Marzo, 2021. [2] Ilie, P.C., Stefanescu, S. & Smith, L. The role of vitamin D in the prevention of coronavirus disease 2019 infection and mortality. Aging Clin Exp Res 32, 1195–1198 (2020). https://doi.org/10.1007/s40520-020-01570-8