Takeda ha presentado nuevos datos en cáncer de pulmón en el congreso virtual de la Sociedad Europea de Oncología Médica ESMO 2020.  Destacan sobre todo los datos de un subanálisis del estudio de fase 3 ALTA 1L. Los mismos refuerzan la evidencia de la eficacia intracraneal con brigatinib como tratamiento de primera línea. En concreto en pacientes con cáncer de pulmón no microcítico (CPNM) positivo para la cinasa del linfoma anaplásico, así como datos asociados a calidad de vida.

Cabe tener en cuenta que, ahora que existen varias opciones de tratamientos para aumentar la supervivencia, mejorar la calidad de vida de los pacientes es otra de las prioridades.

Por otra parte, también se han presentado nuevos datos en cáncer de pulmón actualizados de seguimiento a 10 meses del ensayo de fase 1/2 de mobocertinib. Estos demuestran que mobocertinib alcanzó una duración de la respuesta de más de un año en la población del ensayo. Es decir, en pacientes con CPNM con mutación de EGFR por inserción en el exón 20.

Esto representa un avance prometedor para una población que tiene necesidades terapéuticas derivadas de la eficacia limitada que obtienen de los tratamientos disponibles.

Nuevos datos en cáncer de pulmón

Actualmente los pacientes con mutaciones de inserción del exón 20 del receptor del factor de crecimiento epidérmico (EGFR) constituyen solo alrededor del 1-2 por ciento de los pacientes con cáncer de pulmón no microcítico.

Esta enfermedad tiene peor pronóstico que otras con mutaciones del EGFR. Por el momento no hay terapias aprobadas por la FDA que se dirijan a las mutaciones del exón 20 y los TKI del EGFR. De esta forma, la quimioterapia actual aporta un beneficio limitado para estos pacientes. Es por ello que estos nuevos datos en cáncer de pulmón resultan tan relevantes.

Por último, cabe señalar que brigatinib es un inhibidor de la tirosina quinasa (TKI). Este tratamiento de última generación fue diseñado para dirigirse a las alteraciones moleculares de la cinasa del linfoma anaplásico. Por su parte, mobocertinib es un TKI dirigido selectivamente a las mutaciones del factor de crecimiento epidérmico (EGFR) y de EGFR2 (HER2) por inserción en el exón 20.