En España más de 12.000 pacientes conviven con el mieloma múltiple. Además, se diagnostican 2.000 casos nuevos cada año.  De hecho, el mieloma múltiple es el segundo cáncer de la sangre más frecuente en España. Aún así, en estos nuevos diagnósticos, los pacientes se enfrentan a una patología de la que saben poco o incluso no han oído hablar nunca. Por ello es tan importante dar visibilidad tanto a estos pacientes como a la propia enfermedad.

Con este fin, Takeda, con el apoyo de la Comunidad Española de Pacientes con Mieloma Múltiple (CEMMP), ha puesto en marcha la iniciativa ‘El mieloma múltiple no es cosa de uno‘.

Se trata de una labor importante. Dar visibilidad a la enfermedad es la herramienta más potente para mejorar el pronóstico de estos pacientes. Una mayor visibilidad del mieloma múltiple logrará diagnósticos más tempranos, lo que conseguirá que los pacientes lleguen a la consulta en mejor estado.

Además, dar visibilidad reducirá la incertidumbre inicial de los pacientes. Esto facilitará la administración a tiempo de un tratamiento adecuado y eficaz. Asimismo, repercutirá directamente en un alivio de los síntomas y en una mejora de la calidad de vida de los pacientes.

La importancia de dar visibilidad al mieloma múltiple

Ante un diagnóstico de mieloma múltiple, el paciente se ve obligado a luchar no solo con el cáncer, sino también con el desconocimiento de familiares, amigos y compañeros de trabajo. Es por ello que dar visibilidad al mieloma múltiple debe ser una labor social global y no solo una acción dirigida a los pacientes.

Al debutar con síntomas muy inespecíficos como el dolor o el cansancio, el diagnóstico de mieloma múltiple puede retrasarse incluso durante años. Esto añade aún más incertidumbre y preocupación no solo a las vidas de los pacientes, sino también a las de sus familiares.

Así, es necesario conocer que, gracias al esfuerzo de la comunidad científica, la industria farmacéutica y las asociaciones de pacientes el pronóstico del mieloma múltiple ha mejorado mucho. “Hoy día, existen muchas líneas de tratamiento y muchos avances en la investigación en mieloma múltiple; hemos pasado de no tener nada a tener muchas opciones de tratamiento”.  Pese a ello, actualmente, el mieloma múltiple no tiene cura.

La investigación sigue en marcha y se prevé la llegada de varios tratamientos para el mieloma múltiple en los próximos años. Una buena noticia que mejorará todavía más el pronóstico de estos pacientes.