MADRID (EUROPA PRESS)

Una terapia con células madre procedentes de la grasa ha logrado que un 50 por ciento de los pacientes con enfermedad de Crohn curen de forma completa sus fístulas, incluso en los casos de fracaso previo de todas las alternativas terapéuticas disponibles, tal y como ha mostrado un estudio realizado en varios hospitales de Europa e Israel, publicado en la revista ‘The Lancet’, y dirigido por el jefe del servicio de Gastroenterología del Hospital Clínic de Barcelona, Julià Panés.

Se trata del primer estudio de fase III en el mundo que prueba una terapia celular para las fístulas en el recto y en abscesos perianales que se producen en esta patología, un complicación que afecta a dos de cada 1.000 personas y que aparecen en algún momento del curso de la enfermedad en un 40 por ciento de los pacientes.

Aunque los tratamientos farmacológicos existentes son eficaces para tratar esta complicación en un 50 por ciento de los casos, para el otro 50 por ciento la única opción que tenían hasta ahora era la cirugía, que puede suponer para algunos pacientes la resección definitiva del recto. En este sentido, en el nuevo trabajo se ha probado un tratamiento con células madre mesenquimales, producido por la empresa TiGenix, que se obtienen a partir del tejido adiposo (grasa).