La terapia hormonal para el cáncer de próstata aumenta el riesgo de muerte relacionada con enfermedades cardiovasculares, especialmente en hombres de edad avanzada, según un estudio poblacional en el que participaron más de 13.000 pacientes.

El trabajo, publicado en la revista ‘The Aging Male’, encontró un riesgo elevado de muerte por enfermedad cardiovascular para los hombres con cáncer de próstata tratados con fármacos reductores de la hormona en comparación con los que no fueron tratados.

El riesgo más elevado correspondía a las enfermedades coronarias y los accidentes cerebrovasculares. El aumento de los riesgos fue evidente a partir del segundo año después del diagnóstico del cáncer y fue más pronunciado en los hombres de más edad.

Riesgo de enfermedades cardiovasculares

"La terapia hormonal se utiliza a menudo para los pacientes con cáncer de próstata, pero ahora es necesario investigar más para comprender mejor los riesgos y beneficios generales de este tratamiento", afirma el autor principal, Justinas Jonusas, del Instituto Nacional del Cáncer de Lituania.

"Nuestros resultados sugieren que los médicos deberían tener en cuenta las estrategias de reducción y mitigación del riesgo de enfermedades cardiovasculares a la hora de elaborar un plan de tratamiento para los hombres diagnosticados de cáncer de próstata, sobre todo en el caso de los pacientes de más edad", añade.

La terapia hormonal, también conocida como terapia de privación de andrógenos, es un tratamiento fundamental para los pacientes con cáncer de próstata. El tratamiento utiliza la cirugía o los fármacos para reducir los niveles de hormonas (como la testosterona) en el cuerpo que alimentan el crecimiento del cáncer.

Si bien algunas investigaciones anteriores han sugerido que la terapia hormonal puede aumentar el riesgo de resultados cardiovasculares negativos, otros estudios no han encontrado tal relación, dejando sin aclarar la relación entre el tratamiento del cáncer de próstata y las enfermedades cardiovasculares.

Resultados del estudio

En este estudio, los investigadores utilizaron los datos del registro de cáncer de Lituania para identificar a 13.343 hombres de entre 40 y 79 años que fueron diagnosticados de cáncer de próstata entre 2012 y 2016.

Compararon el riesgo de muerte por enfermedad cardiovascular entre los 3.797 pacientes que habían recibido fármacos reductores de hormonas y los 9.546 que no lo habían hecho. El tiempo medio de seguimiento para el grupo que fue tratado con terapia hormonal fue de 4,63 años, y de 5,13 años para los que no lo fueron.

Tras realizar los ajustes pertinentes en los datos, los investigadores descubrieron un aumento de más del doble en el riesgo de muerte por enfermedad cardiovascular en los hombres que habían recibido terapia hormonal.

También detectaron un mayor riesgo de muerte por enfermedad cardiovascular a partir del segundo año tras el diagnóstico de cáncer de próstata y un riesgo casi cinco veces mayor en el grupo de edad de 70 a 79 años de los que recibieron terapia hormonal en comparación con los que no la recibieron.

El equipo también evaluó el riesgo de muerte por varios subtipos de enfermedades cardiovasculares, identificando que había un mayor riesgo de morir específicamente por accidente cerebrovascular o enfermedad coronaria. Estos riesgos eran un 42% y un 70% más altos, respectivamente, en los hombres tratados con terapia hormonal en comparación con los que no lo fueron.

"El cáncer de próstata suele diagnosticarse en hombres mayores, de más de 65 años, y a muchos de ellos ya se les habrá diagnosticado una enfermedad cardiovascular –afirma Jonusas–. Por tanto, es preocupante que hayamos encontrado un aumento tan tremendo del riesgo de muerte relacionada con la enfermedad cardiovascular en los varones de edad avanzada que reciben fármacos reductores de las hormonas".

"En consecuencia, queremos expresar nuestra idea de que este grupo de pacientes debería ser sometido a un cribado de enfermedades cardiovasculares preexistentes y de sus factores de riesgo para minimizar el riesgo de morir por estas afecciones", añade.