El cáncer de pulmón mata al año alrededor del mundo a 1.700.000 personas, convirtiéndolo en el más mortal de todos los tipos de cáncer, mientras que en nuestro país se registra como la cuarta causa de mortalidad debido a que el 98 por ciento de los casos son detectados en etapas avanzadas, lo que complica las oportunidades de tratamiento.

Un grupo de médicos realizó un anuncio revolucionario en el cual exponen que con tratamientos basados en la terapia inmune es posible extender la vida de pacientes con cáncer de pulmón en sus casos más comunes como microcítico y no microcítico.

Esta información fue difundida por la Asociación Estadounidense de Investigación del Cáncer y el New England Journal of Medicine, lo que generó reacciones diversas en Estados Unidos ya que este nuevo estudio explica que además del uso típico de la quimioterapia, las personas con el más común de los cánceres de pulmón tienen la alternativa de consumir medicamentos que activen su sistema inmunológico.

El tratamiento deberá suministrarse inmediatamente después del diagnóstico, Leena Gandhi, la médica líder del estudio y directora del Programa Oncológico Torácico en la Universidad de Nueva York, señaló que la quimioterapia sola ya no es un estándar de cuidado.

Este tipo de terapia ayuda al sistema inmune a combatir el cáncer a través de una variedad de mecanismos ya que potencializa la actividad del sistema inmunológico, desentierra células tumorales y con esto logra que el propio sistema inmune genera proteínas específicas diseñadas para el tumor.

Por su parte, el doctor Roy Herbst, jefe de Oncología Médica en el Centro de Cáncer de Yale con 25 años de experiencia tratando el cáncer de pulmón, aseguró que es un gran paradigma el presentado a través de la inmunoterapia.

Según la doctora Gandhi, la quimioterapia solo es un “beneficio modesto” y agrega apenas unos pocos meses de vida en los pacientes. Mientras, un tratamiento combinado entre la quimio y la terapia inmune genera una mejora considerable en las personas con este padecimiento.

La especialista explicó que el estudio incluyó a 616 pacientes con cáncer de pulmón avanzado en 16 diferentes países.  Para el estudio todos recibieron quimioterapia, pero a algunos, de manera aleatoria y con su consentimiento, se les agregó terapia inmune que consta de Keytruda de Merck, conocida como MSD fuera de Estados Unidos, junto a otros, placebos.

La supervivencia a los 12 meses fue del 69.2 por ciento en el grupo que recibió inmunoterapia y del 49.4 por ciento en los que no la recibieron, de acuerdo con The New York Times. Esto representa un mar de cambios en la forma que pensamos acerca del tratamiento del cáncer de pulmón, conculyó la doctora.