La rosuvastina en monoterapia o en combinación ha demostrado su eficacia en múltiples estudios clínicos, ya que además de disminuir el cLDL, reduce los triglicéridos y aumenta discretamente el colesterol HDL.

Diversos estudios han analizado la eficacia y seguridad de la combinación rosuvastatina/ezetimiba.

En el EXPLORER se observó la superioridad de la combinación rosuvastatina/ezetimiba frente a la monoterapia con rosuvastatina.

La reducción de cLDL fue superior en la terapia combinada (70% de reducción media frente al 57% en monoterapia), con reducciones también superiores en colesterol total y triglicéridos.

En el grupo de muy alto riesgo, rosuvastatina/ezetimiba logró alcanzar el control de cLDL en más del doble de pacientes que el grupo en monoterapia.

Otro de los estudios que muestra la superioridad de la combinación de rosuvastatina/ezetimiba es GRAVITY.

Hipercolesterolemia familiar

En hipercolesterolemia familiar, se comparó el uso de rosuvastatina en monoterapia frente a la pauta combinada.

Casi 400 pacientes fueron aleatorizados a las dosis de rosuvastatina disponibles en el mercado frente a las mismas dosis en terapia combinada. Tanto de manera global, como para cada una de las dosis estudiadas de manera individual (5, 10 y 20 mg sin/con ezetimiba 10 mg), el grupo de terapia combinada fue en todos los casos superior a la monoterapia, llegando a un 15% más de reducción en algunos grupos. En este estudio, también se observaron diferencias significativas en el aumento de cHDL en terapia combinada.

Alto riesgo cardiovascular

Así, la combinación de estatinas y ezetimiba es beneficiosa en pacientes con muy alto riesgo cardiovascular; es decir, los que presentan enfermedad cardiovascular, diabetes mellitus con proteinuria o con un factor de riesgo mayor, enfermedad renal crónica grave o con un score igual o superior al 10%, y en pacientes con hipercolesterolemia familiar heterocigótica.

Se debe implantar la pauta combinada ante una limitación de eficacia de las estatinas, cuando no se alcanzan el objetivo con la dosis máxima tolerada (recomendación IIa B) o ante una limitación de seguridad, por intolerancia al fármaco o por aparición de efectos secundarios (recomendación IIa C).

Difícil control

En situaciones de difícil control, ligadas a un elevado riesgo de enfermedad cardiovascular prematura, como la hipercolesterolemia familiar heterocigótica, se debe iniciar la pauta con estatinas de alta intensidad con ezetimiba desde el inicio para conseguir el objetivo (recomendación I C).

La guía también establece la terapia combinada en pacientes tras SCA si no se ha conseguido el objetivo con dosis máximas toleradas de estatinas (recomendación IIa B).

En resumen, la terapia combinada con estatinas y ezetimiba es efectiva por los mecanismos de acción complementarios y consigue reducciones sustanciales de cLDL, sin aumentar los efectos.

La ezetimiba asociada a una estatina incrementa la disminución de cLDL y mejora las variables de resultado cardiovascular. Además, la disminución del cLDL a niveles inferiores a los objetivos.

Beneficios adicionales

Añadir ezetimiba a simvastatina 40 mg tras un síndrome coronario agudo en pacientes con un colesterol LDL basal no muy elevado ofrece, según los resultados del estudio IMPROVE-IT, beneficios adicionales en cuanto a la reducción de eventos cardiovasculares, sin un aumento en la incidencia de efectos adversos. El beneficio fue especialmente marcado en los pacientes diabéticos.

Seguridad

En cuanto a la seguridad, no hubo diferencias significativas ni en las alteraciones de las transaminasas, ni en el riesgo de miopatía ni en el riesgo de cáncer entre ambos grupos de tratamiento.

La asociación de ezetimiba/simvastatina es eficaz en la reducción de los niveles lipídicos, especialmente en el control del colesterol LDL, al menos durante el primer año en enfermos renales crónicos.

Para la elaboración de este artículo se ha contado con la colaboración de los doctores María  Isabel Oliveros Chinchilla, Enrique Redondo Torres, Lourdes Martínez Túnez María Carmen García García del Real,  Raúl Cabrera da Concienciao, Manuel Gallego Gálvez, Ruben Jimenez Cruz, Carlos Federico Dorta Macia y Alfredo Fonseca Negrin.