Problemas como cefaleas crónicas, parkinson, dolor neuropático, estrés, ansiedad y Trastorno por Déficit de Atención, todos ellos problemas multifactoriales que causan disfunciones neurobiológicas y afectan a la calidad de vida de las personas de manera significativa, ahora tienen otras opciones basadas en entrenar ondas cerebrales.

Una de ellas es la terapia de Neurofeedback que ayuda a crear un aprendizaje para controlar la actividad cerebral. Esta comienza a través de un análisis de imagen mediante un encefalograma y una evaluación neurocognitiva, mediante los cuales se genera una programación de actividades adecuadas para cada persona a través del juego, con actividades eléctricas en las que las ondas cerebrales juegan el papel principal, lo que ayuda a enfocarlas y mantener niveles adecuados de actividad para mejorar su concentración.

El Dr. Francisco Loera Sánchez, médico cirujano con especialidad en Salud Pública, así como director médico y socio fundador del concepto CogniFit de entrenamiento de ondas cerebrales, afirma que una mente equilibrada puede modular las reacciones y evitar crisis migrañosas y depresivas a través de una autorregulación de neurotransmisores que mejora las conexiones a través de la química cerebral equilibrada.

Cada persona reacciona diferente a terapias como la Estimulación Magnética Transcraneal para la depresión que en algunos casos se ha registrado una necesidad nula de medicamentos antidepresivos después de terminar las sesiones que se recomiendan de 21 días para generar un hábito en la función cerebral.

Los factores que pueden predisponer a la depresión como la herencia, existen, sin embargo, la bioquímica cerebral puede influir cuando hay un déficit en la recepción de neurotransmisores y el cerebro no logra moldearse y adaptarse para superar un duelo, por ejemplo, es cuando se requiere ayuda profesional.

El manejo de las tensiones y el estrés puede ser un factor que complica el buen funcionamiento de la química cerebral y la producción y recepción de los más de 50 neurotransmisores que hay.

Terapias como el NeuroFeedBack fomentan la neuroplasticidad y mejora la sinapsis, es decir, la comunicación neuronal, al igual que el funcionamiento del sistema límbico o el sistema de memoria.

En padecimientos que necesiten un mejor manejo del dolor como puede ser la artritis reumatoide, cáncer, neuropatías provocadas por la diabetes, problemas con el nervio ciático y otros, pueden ser beneficiados con este tipo de terapias.

La efectividad de dichas terapias varía según la persona, debido al tiempo y la extensión del daño orgánico que ya se haya establecido o de manifestada la enfermedad y se utiliza de manera complementaria con los tratamientos previos de cada caso.