Redacción, Madrid.- Problemas como el tiempo de atención al enfermo en las consultas de Atención Primaria, el excesivo número de tarjetas sanitarias que existe por facultativo, la calidad sanitaria que se ofrece al paciente o la masificación en las consultas son algunos de los temas que han abordado representantes de la Sociedad Española de Medicina Rural y Generalista (SEMERGEN) de Madrid en un encuentro mantenido con el candidato del PSOE a la Presidencia de la citada Comunidad autónoma, Rafael Simancas.

Esta reunión, celebrada a petición del grupo socialista, es el primer contacto oficial producido entre SEMERGEN-Madrid y la formación política, a través del cual se pretende brindar a la Atención Primaria todo el protagonismo que merece en el Sistema Sanitario actua, según han informado desde la citada Sociedad científica. Para el vocal de la Junta Directiva de SEMERGEN, Julio Zarco, "se trata de percibir el primer nivel asistencial como el eje de la asistencia sanitaria y resolver problemas tan evidentes como la reducción del número de tarjetas sanitarias por facultativo o incrementar el tiempo de atención al enfermo, pues el término "calidad" sólo es posible si lo consideramos sinónimo de incremento en el tiempo de atención al enfermo".

Más participación de los médicos en la gestión

En opinión del vocal de la Junta Directiva Nacional de SEMERGEN "todos los políticos deberían acercarse a la clase profesional, pues somos nosotros quienes conocemos y vivimos de cerca los problemas existentes". En este sentido,la citada Sociedad científica ha presentado una serie de propuestas que se centran en aspectos que inciden de forma directa en la calidad de la asistencia en este primer nivel asistencial. El prioritario y más destacado por Julio Zarco, ha sido el de "incrementar la participación de los médicos en la gestión de la Atención Primaria, pues son ellos quienes conocen los problemas de primera mano".

Junto a este primer objetivo se encuentran los de incrementar las capacidades resolutivas a nivel de pruebas diagnósticas, lo que repercutiría de forma directa en una reducción del gasto sanitario y no superar los 1.300/1.400 pacientes por facultativo así como demandar un tiempo mínimo de atención al enfermo. Asimismo piden la existencia de una cierta homogeneidad entre todas las áreas de Salud de la Comunidad de Madrid, de tal modo que las prestaciones sanitarias queden equilibradas y la creación de nuevas plazas de trabajo de forma regular. En este último aspecto y según señala Julio Zarco "de estudios realizados sobre la calidad de la AP se desprende que sólo en la Comunidad de Madrid, sería necesario crear entre 300 y 400 plazas nuevas para ofrecer una mayor y mejor atención al enfermo".