El presidente del Consejo General de Colegios Oficiales de Médicos (CGCOM), el doctor Tomás Cobo, ha pedido a la ministra de Sanidad, Carolina Darias, un gran pacto por la Sanidad con visión de futuro. Una demanda que hizo extensiva a todos los partidos políticos en su toma de posesión en la sede del Colegio Oficial de Médicos de Madrid.

“Un pacto por la Sanidad en el contexto europeo y consensuado con los profesionales sanitarios. Un pacto que mantenga el eje de la justicia social que exige voluntad de acuerdos y despolitización”, recalcó.

Este grito de ayuda para la profesión médica la realizó desde la tribuna de su toma de posesión como presidente del CGCOM y de la nueva Junta Permanente. Un acto retrasado y marcado por la pandemia en el que estuvo presente la titular ministerial, varios embajadores, la presidenta del Consejo de Estado, la vicepresidenta del Congreso de los Diputados, la secretaria de Estado de Sanidad y el consejero de Sanidad de Madrid, entre otras autoridades.

El gran pacto por la Sanidad reclamado por Cobo “no requiere de nuevos grupos de trabajo ni nuevas propuestas, sino de compromisos e iniciativas gubernamentales concretas en tres ámbitos esenciales: el estratégico y legislativo, el presupuestario y el técnico y operativo”, subrayó el doctor.

Es urgente un liderazgo en la cogobernanza de un sistema de salud dividido en 17 servicios autonómicos con carteras de servicios poco entendibles y con condiciones laborales distintas”, dijo Cobo.

10.000 nuevas plazas para la FSE

Carolina Darias, quien clausuró el acto de toma de posesión del nuevo presidente, no quiso recoger el guante lanzado por el presidente y se limitó a enumerar las acciones en las que el CGCOM puede contar con su colaboración.

En ese contexto, enunció que está dispuesta a mejorar y ampliar el desarrollo de la carrera profesional, colaborar en los proyectos de cooperación internacional, impulsar la digitalización, frenar el intrusismo y en mejorar las buenas prácticas. “En eso puedes contar con esta ministra, en otra cosa, no”, concluyó.

Respecto de la carrera profesional, la ministra anunció que se va a poner en marcha una nueva convocatoria de la oferta para la Formación Sanitaria Especializada (FSE) de 10.634 plazas. Y expresó su compromiso de seguir trabajando todas las autonomías para “avanzar en la formación sanitaria especializada tal como está sin ningún cambio más que no sea la mejora de la misma desde la acción conjunta”.

Problemas y soluciones identificados

Por su parte, el doctor Cobo no desaprovechó la ocasión para recordar a la ministra que, desde 2002 –año que se completó la trasferencia de competencias–, han elaborado más de una veintena de documentos con el análisis de la situación y las reformas necesarias para revertirla. Soluciones a los “duros retos” que han enfrentado: “la politización electoral, la austeridad, la post-austeridad, la desinversión, la pandemia y, en breve, la post-pandemia”.

Asimismo le trasladó a la ministra la tarea de legislar para “corregir las carencias y desajustes del Sistema Nacional de Salud”, al tiempo que la instó a consensuar en el Parlamento las partidas presupuestarias para poder hacerlo posible.

“Los problemas están identificados y las soluciones fácilmente disponibles sintetizadas en las 45 propuestas que la Organización Médica Colegial trasladó a la Comisión para la Reconstrucción Social y Económica del Congreso de los Diputados”, indicó. De entre ellas, se reiteró en la necesidad de generar grandes acuerdos que apuesten por un modelo sanitario “público y sostenible con las bases de equidad, igualdad, calidad y solidaridad”.

Necesidades urgentes

Como primer tema urgente a abordar en el pacto por la Sanidad, el presidente del CGCOM apuntó a la atención de los propios médicos. En asuntos tan necesarios como el salario, marcadamente inferior que en Europa, lo que se traduce en una precariedad laboral del 50% de los profesionales médicos españoles.

Se quejó de la escasez de tiempo para formarse y actualizarse. “Hablar de investigación en el entorno asistencial es utópico”, aseguró. Reclamó que el PIB destinado a Sanidad alcance el 7%, e insistió en la necesaria reforma de la Medicina de Familia desde la universidad hasta la consulta y su coordinación con la Especializada. “Es difícil conocer a la comunidad cuando se tienen contratos por días o por horas”, apostilló.

Un escenario en el que el doctor Cobo aseguró que no es extraño que el 33% de los médicos piense en la jubilación, y otro 50% sufra el síndrome del trabajador quemado. Pese a todo, el presidente del CGCOM aseguró que “no hay un solo médico en España que no se sienta orgulloso de serlo”.

Nueva Junta Permanente

En la toma de posesión del presidente de la entidad, vencedor en las elecciones celebradas en febrero, también tuvo lugar la de la nueva Junta Permanente. Tras la elección de la doctora Isabel Moya como vicepresidenta primera de la entidad el pasado junio, se da la circunstancia de que es la primera vez que hay paridad en la Junta Permanente del CGCOM constituida por tres hombres y tres mujeres.