Diferentes organismos mexicanos se suman para impulsar la donación y trasplante de órganos y tejidos como una alternativa de vida e intervención necesaria para avanzar en el acceso y la cobertura universal.

En el marco del Día Mundial de la Donación de Órganos, Tejidos y Trasplantes se busca trasformar los retos suscitados por la pandemia de COVID-19. Esta es una gran oportunidad para recuperar e impulsar la donación voluntaria, altruista, anónima y solidaria para salvar vidas, aseguró el Dr. Jorge Alcocer Varela, titular de la secretaria de salud.

Donar, salva vidas

De los pacientes en espera, dijo, solo uno de cada cinco obtiene el beneficio del trasplante, principalmente de donante vivo, familiar o persona conocida compatible. Hoy se hace necesaria la participación ciudadana y la vinculación estratégica interinstitucional para contar con un Subsistema Nacional de Donación y Trasplante más eficaz y eficiente, porque cada acto altruista es una esperanza de vida.

El titular de la Comisión Coordinadora de Institutos Nacionales de Salud y Hospitales de Alta Especialidad (CCINSHAE), Gustavo Reyes Terán, informó que, hasta el 21 de septiembre del 2021, se registraron 23 mil 455 personas en lista de espera de un trasplante; de las cuales 17 mil 399 requieren un riñón; cinco mil 675, córnea; 313, hígado y 52, corazón.

Agregó que en el contexto de la pandemia de COVID-19, el CENATRA diseñó el plan de reactivación de los programas de donación y trasplantes, con el objetivo de dar continuidad a la atención de las personas que necesitan un órgano, contar con personal capacitado y con los órganos y tejidos donados con fines de trasplante.

Atender a la población sin seguridad social

Salvador Aburto Morales, director general del Centro Nacional de Trasplantes, CENATRA, indicó que la reestructuración del Subsistema Nacional de Donación y Trasplantes es para atender a la población sin seguridad social.

Explicó que esta reingeniería del sistema se basa en un modelo de atención de redes integrales e integradas y regionales, para aprovechar la infraestructura, equipamiento, profesionales y recursos, disminuyendo las distancias de traslado del personal médico y de los órganos, para que los trasplantes se hagan con oportunidad.

Informó sobre la puesta en operación de un plan para reactivar la donación de órganos y tejidos durante la pandemia por COVID-19, que desde agosto del 2020 a la fecha se ha recuperado en 47%.

Importante reducción de intervenciones quirúrgicas a consecuencia del COVID

María del Rocío García Pérez, titular del Sistema Nacional para el Desarrollo Integral de la Familia (SNDIF), destacó que la pandemia de COVID-19 agravó la necesidad de este tipo de intervenciones quirúrgicas. Datos del Informe Mundial de Trasplantes señalan que en 2020 se realizaron 122 mil 341 trasplantes en 82 países, lo que representó una reducción de 18% con respecto al 2019.

Entre las razones identificadas se encuentra el colapso de los sistemas sanitarios y la saturación de las unidades de cuidados intensivos, la incertidumbre sobre el impacto de la infección en el paciente trasplantado y la reticencia inicial a trasplantar en un entorno de transmisión comunitaria sostenida.

Recordó que en México el proceso de donación y trasplante de órganos y tejidos es gratuito y se rige por los principios de altruismo, solidaridad y confidencialidad.

Todos los representantes invitan a la población a ser parte del cambio, registrándose como personas donadoras voluntarias en el sitio oficial del Centro Nacional de Trasplantes: https://dv.cenatra.salud.gob.mx/registrar.php y difundiendo su decisión y lo positivo de la donación con sus familiares y amigos.