Cada 10 de septiembre se conmemora el Día Mundial de la Prevención del Suicidio, de acuerdo con la Organización Mundial de la Salud (OMS) se trata de un problema grave de salud pública, ya que es una de las cinco primeras causas de mortalidad a nivel mundial.

El estudio, publicado por el Instituto Nacional de Psiquiatría Ramón de la Fuente Muñiz, centrado en el riesgo de suicidio, ha demostrado que los pacientes diagnosticados con depresión mayor tienen tres veces mayor riesgo de suicidio o ideación suicida que el resto de la sociedad.

¿Por qué produce la ideación suicida?

La ideación o conducta suicida se produce por una combinación de factores que relacionan la salud mental y emocional con situaciones sociales, ambientales y biológicas (posiblemente heredables) muchas veces difíciles de controlar o prevenir.

La relación del suicidio con trastornos mentales como la depresión es un tema complejo. La OMS estima que una de cada cuatro personas pueden desarrollar un cuadro depresivo en su vida y menos del 25% reciben un tratamiento efectivo.

En México, a través de la Encuesta Nacional de Epidemiología Psiquiátrica se ha registrado que en algún momento de la vida el 9.2% de los mexicanos sufrieron un trastorno afectivo, de los cuales las mujeres son las más afectadas.

Relación entre la depresión y el suicidio

La relación de los pacientes con diagnóstico de depresión que han realizado al menos un intento suicida es cercana al 40%, mientras que la ideación suicida va desde el 47 al 69%. Se estima que el 80% de los suicidios consumados presentaban un cuadro depresivo.

Sin embargo, existen factores o señales que pueden ayudar en la observación de estas conductas, pues lo pacientes manifiestan dolor físico, deterioro funcional en su día a día, algún tipo de duelo que puede ir desde la muerte de un familiar hasta el desempleo o la noticia de una enfermedad y en el ambiente social influye el no tener una fuerte red de apoyo.

¿Cómo tratar la depresión mayor?

El doctor Felipe Vázquez, profesor en Psiquiatría y Gerente Médico para Sistema Nervioso Central en GSK México, aseguró que mundialmente se ha planteado que el método más adecuado para tratar la depresión es aquel que combina el uso de fármacos antidepresivos con psicoterapia cognitivo interpersonal.

Precisó que los antidepresivos representan una opción de tratamiento efectiva, segura y de rápido efecto, ya que a partir de dos semanas pueden observarse diferencias notables en el bienestar de las personas.

Los nuevos tratamientos como el clorhidrato de anfebutamona ayuda a los pacientes que viven con trastornos de depresión mayor a recupera su energía, placer, motivación y felicidad para continuar con sus actividades diarias gracias al nuevo mecanismo de acción de clorhidrato de anfebutamona, que actúa en la inhibición de la recaptura de la dopamina y noradrenalina.

El compromiso de GSK es con los pacientes

El doctor Sigfrido Rangel, director médico de GSK, afirmó que el compromiso es buscar soluciones de salud que ayuden a las personas que viven con trastorno de depresión mayor (TDM) a conseguir los mejores resultados clínicos posibles para tener una mejor calidad de vida.

Actualmente, GSK se encuentra a la vanguardia para desarrollar tratamientos que ayuden a más personas a sentirse mejor y vivir más. Sin embargo, los especialistas establecen que todos los casos de depresión son diferentes y al ser multifactoriales solo el especialista puede determinar la dosis adecuada para tratar cada caso de depresión.