Los trastornos de motilidad gastrointestinal afectan al 35% de la población mexicana y representan hasta una de cada tres consultas con el especialista, señaló el doctor Felipe Zamarripa Dorsey, presidente de la Asociación Mexicana de Gastroenterología.

Los trastornos de motilidad intestinal son alteraciones en los movimientos del tubo digestivo que condicionan un tránsito anormal de los alimentos desde el estómago hasta el recto y entre los principales destacan la dispepsia funcional (68%); enfermedad por reflujo gastroesofágico y dispepsia (40%); y gastroparesia en diabetes mellitus y obesidad (30%).

Entre las causas frecuentes que ocasionan los trastornos en la motilidad intestinal destacan los malos hábitos alimenticios, el estrés y situaciones de ansiedad. Esta enfermedad es más frecuente en mujeres que en hombres (2:1) y las edades de aparición van entre los 20 a 70 años de edad.

De los trastornos de la motilidad intestinal destaca la dispepsia. El doctor Genaro Vázquez,  ex presidente de la Sociedad  de Gastroenterología del Estado de Nuevo León, explicó que la dispepsia es un trastorno frecuente que afecta al 15% de la población en general y cuyos síntomas incluyen dolor o molestias en el abdomen superior, sensación de quemazón, náuseas, pesadez y flatulencia  los cuales aparecen generalmente después de comer.

La dispepsia funcional es una enfermedad multifactorial y sus síntomas se incrementan por ansiedad y estrés que se presentan hasta en el 20% de los casos.

En personas que tienen ERGE (enfermedad por reflujo gastroesofágico) la dispepsia se presenta entre 60 y 70% de los pacientes con molestias en el tracto digestivo superior, lo que afecta el rendimiento laboral y familiar de quien lo padece.

En pacientes que tienen sobrepeso y diabetes mellitus se presenta otro problema de la motilidad intestinal llamado gastroparesia en el cual el vaciamiento del estómago es lento e incompleto. Los síntomas más comunes son naúsea y vómitos y dolor y está asociado a un descontrol en los niveles de glucosa en sangre.

Por su parte el ing. César García Granados, Gerente de Grupo de Marketing de Laboratorios Chinoin, anunció el lanzamiento de un nuevo producto que toma la sal más importante para el tratamiento de estas enfermedades  llamada itoprida, cuya función es acelerar el vaciamiento gástrico y ofrece seguridad a nivel del sistema nervioso central y cardiovascular.

Este medicamento procinético tiene un doble mecanismo de acción, inhibe la acetilcolinesterasa, los que ayuda a reestablecer la motilidad intestinal y es recomendado como primera elección en pacientes con dispepsia funcional y con gastroparesia en personas con diabetes mellitus tipo 2 y obesidad, sin embargo no es un medicamento de venta libre.

Los expertos señalaron que aunado a la combinación de IBP y procinéticos es indispensable que el paciente realice un ajuste dietético, cambios en el estilo de vida y, en ciertos casos, utilizar neuromoduladores. En pacientes con ERGE y dispepsia se puede usar en forma combinada con un IBP (inhibidor de la bomba de protones).

Entre las recomendaciones para las personas que tiene problema de motilidad intestinal destacan consumir porciones más pequeñas de alimentos, eliminar alimentos irritantes que aumenten los síntomas, bajar de peso hacer ejercicio y, por las noches elevar la cabecera paras evitar molestias durante el sueño.

Finalmente, el doctor Felipe Zamarripa anunció que la AMG realizará en junio la Trilogía de Gastroenterología en la ciudad de Querétaro y en el mes de septiembre en San Cristóbal de la Casas, donde se abordarán diversos temas como la motilidad gastrointestinal,  ERGE y  padecimientos más frecuentes de hígado, estómago, páncreas y colon, así como la importancia de la atención temprana de estas enfermedades.

Invitó a los médicos a informarse sobre la Semana Nacional de Gastroenterología 2019 del 16 al 20 de noviembre en Cancún ICC International Convention Center, Quintana Roo. Para más información http://gastro.org.mx/