Nuevos datos del Estudio A1chieve, publicados en la revista Diabetes Research and Clinical Practice, muestran que los pacientes con diabetes tipo 2 tratados con análogos de insulina mejoran el control glucémico, con un menor riesgo de hipoglucemias. El estudio demuestra, además, que antes de iniciar el tratamiento con análogos de insulina de Novo Nordisk, los niveles medios de glucosa en sangre (HbA1c) en los 66.726 participantes del estudio era del 9,5 por ciento, porcentaje muy alejado del 7 por ciento recomendado por la Asociación Americana de Diabetes (ADA).

Un mal control de la glucosa en las personas que padecen diabetes tipo 2 aumenta el riesgo de desarrollar complicaciones derivadas de la enfermedad. De hecho, el 80 por ciento de personas que han formado parte del estudio tenía complicaciones derivadas de la diabetes y el 75 por ciento padecía enfermedades cardiovasculares.

Después de 24 semanas de tratamiento con un análogo de insulina de Novo Nordisk, se produjo una reducción significativa del 2,1 por ciento en los niveles de HbA1c, concretamente del 9,5 a 7,4 por ciento. Los índices de hipoglucemia aumentaron ligeramente en los pacientes tratados por primera vez con insulina, mientras que descendían en los que ya habían recibido tratamiento con insulina anteriormente. Además, los pacientes aseguraron que su calidad de vida había mejorado notablemente.

Philip Home, profesor de Medicina en la Universidad de Newcastle, explica que “mejoras de HbA1c de esta magnitud tienen una gran importancia clínica para las personas con diabetes tipo 2, ya que sabemos que una reducción del 1 por ciento de HbA1c está asociada a una disminución del riesgo de complicaciones de la enfermedad a largo plazo”.

A1chieve es el mayor estudio realizado sobre la seguridad y la eficacia del tratamiento con insulina. Han participado un total de 66.726 personas con diabetes tipo 2 de 28 países de Asia, África, Europa y América Latina. Antes de entrar a formar parte del estudio, los participantes comenzaron el tratamiento con alguno de los tres análogos de insulina de Novo Nordisk, siempre a juicio clínico de su médico. El objetivo principal del estudio era evaluar la seguridad de las insulinas en la práctica clínica, comprobando la incidencia de reacciones adversas en los pacientes, así como los índices de hipoglucemias que se producían.

Tras 24 semanas, se lograron mejorías clínicas significativas del control de glucosa en sangre mediante el tratamiento con tres tipos análogos de insulina:

” En las personas no tratadas previamente con insulina y a las que se les administró la insulina premezclada NovoMix30, se observó una reducción del HbA1c del 9,5 al 7,3 por ciento (un total de 18.459 personas)  y del 9.4 al 7,5 por ciento para los que ya habían sido tratados con insulina previamente (8.574 personas).

” En las personas a las que se les administró la insulina basal Levemir se produjo una disminución del HbA1c del 9,5 al 7,4 por ciento (un total de 8.459 personas no tratadas antes con insulina) y del 9,3 al 7,6 por ciento en las personas ya tratadas previamente con insulina (2.122 personas).

” Por último, en la personas tratadas con la  insulina de acción rápida NovoRapid en combinación con una insulina basal, se consiguió pasar del 10,1 al 7,3 por ciento (un total de 1.127 personas no tratadas con insulina previamente) y del 9,4 al 7,5 por cientoen las personas que habían recibido tratamiento con insulina previamente (1.869 personas).

El porcentaje de hipoglucemias en los pacientes tratados por primera vez con insulina aumentaba ligeramente, de 1,07 a 1,19 casos por persona/año, mientras que en aquellos pacientes a los que se les cambió el tratamiento con insulina humana, se produjo una reducción de 7,31 a 2,48 casos por persona/año. El índice de hipoglucemias después de comenzar el tratamiento con análogos de insulina era de 0,13 casos por cada 100 pacientes/año.