El Centro Nacional de Biotecnología-CSIC, el Instituto de Salud Carlos III y el Instituto de Investigación Biomédica (IRB Barcelona), socios de AseBio, son tres de los ocho centros de investigación españoles seleccionados por la Comisión Europea para investigar el desarrollo de nuevas vacunas, pruebas de diagnóstico rápido, nuevos tratamientos y el seguimiento para prevenir y controlar la propagación del coronavirus.

Por otro lado, compañías biofarmacéuticas como GSK están colaborando en diferentes proyectos para el desarrollo de vacunas frente al coronavirus. Uno de ellos es con la Coalición para las Innovaciones en Preparación para Epidemias (CEPI), una organización filantrópica de carácter público- privado que tiene como objetivo dar respuesta a emergencias sanitarias acelerando el desarrollo de vacunas.

Además, GSK ha anunciado una colaboración con ‘Clover Biopharmaceuticals’, una compañía global de biotecnología con sede en China, enfocada en el desarrollo de terapias biológicas novedosas y transformadoras a quien también GSK facilitará su plataforma tecnológica de adyuvantes para apoyar el proceso de desarrollo de su vacuna candidata para el coronavirus.

Asimismo, el trabajo de los socios de AseBio mejora también el diagnóstico del Covid-19, pues Canvax Biotech ha desarrollado un kit para la detección y cuantificación de coronavirus. En concreto, esta empresa ha sido pionera en España en lanzar al mercado el kit que ya se vende a nivel mundial. Genómica, del Grupo PharmaMar, ha desarrollado y comercializado dos kits para el diagnóstico del Covid-19.

En cuanto al tratamiento, Gilead está trabajando junto con las autoridades sanitarias globales y nacionales para encontrar una respuesta a los afectados por el Covid-19 a través del uso de Remdesivir.

Este producto ha mostrado actividad ‘in vivo’ e ‘in vitro’ contra el SARS y MERS, que son causados por otros coronavirus de estructuras similares al Covid-19, lo que permite albergar esperanzas sobre su efectividad en este caso.

AbbVie trabaja con la OMS y las autoridades sanitarias globales para responder con tratamientos a las necesidades de los pacientes afectados por el coronavirus.

Asimismo, existen otras líneas de investigación desde la biotecnología como las orientadas a mejorar el sistema inmune con cepas probióticas, como lo hace Biosearch Life, también socios de AseBio.