Redacción.- El Tribunal Supremo ha dictado la tercera sentencia que ratifica la validez del Decreto 1753/1998, sobre el acceso excepcional al título de Especialista de Medicina de Familia y Comunitaria y sobre el ejercicio de la Medicina de Familia en el Sistema Nacional de Salud (SNS), y ha solicitado al mismo tiempo "su inmediata aplicación", en todo el Sistema de salud, según ha informado la Sociedad Castellano-Leonesa de Medicina de Familia y Comunitaria (SCLMFyC) mediante un comunicado.

En su nota, la SCLMFyC explica que esta aplicación se tiene que concretar " ante la situación de indefensión actual" en tres aspectos principales que son la denominación de médico de familia para todas las plazas denominadas anteriormente de "Medicina general" en centros y servicios sanitarios de la Gerencia Regional de Salud de Castilla y León, por lo que deberá procederse a su cambio en todos los directorios y la documentación de orden administrativo. El segundo aspecto es el desarrollo del sistema excepcional y transitorio de acceso al título de Especialista, y el tercero es la "valoración equilibrada en todas las pruebas de acceso a plazas de Medicina de Familia entre los méritos relativos a la experiencia profesional y los referidos a la formación postgraduada como especialista por el sistema de residencia".

Respecto a este último punto, el Tribunal Supremo recuerda en su sentencia, señala la citada entidad científica castellanoleonesa "que la Administración actúa bien cuando establece la equivalencia entre 6 y 8 años trabajados y la formación vía MIR en los sistemas de acceso a las plazas de Medicina de Familia. Esta equiparación "no resulta desproporcionada tomando en cuenta el esfuerzo, experiencia y conocimientos que uno y otro mérito comportan", ha afirmado la sentencia que se ha hecho pública a principios del mes.

En su nota, la Sociedad Castellana y Leonesa de Medicina de Familia finalmente manifiesta su satisfaccion "por esta nueva sentencia que ratifica la validez y oportunidad del citado Decreto, a la vez que desestima el recurso contencioso-administrativo, presentado por la Unión Sindical de Castilla y León (USCAL), y espera que el Sistema Asistencial de Castilla y León (Sacyl) comience a aplicar la legalidad vigente de forma inmediata".