La Sala de lo Contencioso-Administrativo del Tribunal Superior de Justicia de Cantabria (TSJC) ha declarado la nulidad de la Relación de Puestos de Trabajo (RPT) de la Consejería de Sanidad, Consumo y Servicios Sociales, por establecer, sin la suficiente motivación, la libre designación como forma "normal y generalizada" para la provisión de las Jefaturas de Servicio.

La sentencia estima el recurso de la Junta de Personal del Gobierno de Cantabria contra la RPT de la Consejería, empleando argumentos similares a los que ya sirvieron para anular otras decisiones del Ejecutivo cántabro de utilizar la libre designación como sistema generalizado para la provisión de estas jefaturas.

Así, la sentencia rechaza que todas las jefaturas de servicio deban ser provistas mediante el sistema de libre designación por ser puestos de especial responsabilidad y de carácter directivo y, además, insiste en que la utilización de este sistema debe ser correctamente motivado específicamente "en cada caso" que se emplee.

De esta forma, el TSJC considera contrario a derecho, por ausencia de motivación suficiente, el uso de la libre designación de forma generalizada.

En cualquier caso, señala que ello no obsta para que, como opción de política legislativa, pueda modificarse la legislación en materia de función pública y, consiguientemente, regular para Cantabria la misma previsión que en la legislación del Estado se realiza respecto de los Subdirectores Generales, adaptando así al ámbito específico de la Administración de Cantabria la figura de la libre designación.

Por otro lado, el TSJC confirma la legalidad de la decisión de la Administración de abrir determinados puestos de trabajo a funcionarios de otras administraciones públicas, por ser un mecanismo adecuado a los principios de mérito y capacidad que deben regir la selección de funcionarios, y porque no limita el acceso a la función pública ni a la carrera profesional de los funcionarios autonómicos, añade.