El pasado 24 de marzo se conmemoró el Día Mundial de la Tuberculosis, México se encuentra dentro de los 5 países de América Latina con mayor carga de Tuberculosis que se distribuye por áreas con incidencia alta, media y baja. En el área alta, por ejemplo, se encuentra Tijuana y Baja California y se presume que se debe a la migración, mientras que en la Ciudad de México se registra una baja incidencia.

La Dra. Marcela Muñoz Torrico, jefe de la Clínica de Tuberculosis del INER, habló en exclusiva con EL MÉDICO INTERACTIVO MÉXICO para hablar sobre esta enfermedad y su prevalencia, así como sus líneas de tratamiento y la colaboración que existe desde la Sociedad Mexicana de Neumología y Cirugía de Tórax en la cual es miembro.

La tasa en México se ha mantenido en 17.6 por cada 100.000 habitantes (2017) y se ha mantenido así aproximadamente en los últimos 3 años. En 2015 estaba en 18.3 aproximadamente, lo que es buena noticia, pero sigue en esos números.

Las edades en las que suele manifestarse se han ubicado entre los 25 y los 45, es decir en los años productivos de la adultez y es más frecuente en varones, llegando hasta el 60% de los casos registrados.

Factores de riesgo

Los factores de riesgo se determinan por área geográfica, por ejemplo, mientras en África el mayor factor de riesgo es el VIH, en México es la diabetes constando 25 por ciento de los casos, incluso hay estudios que señalan que esta condición aumenta 7 veces el riesgo de padecer tuberculosis en comparación con una persona que no tiene diabetes.

Síntomas y diagnóstico

De entre los tipos de tuberculosis, la más frecuente es la Tuberculosis pulmonar por ser especialmente contagiosa, consta con el 80 por ciento de los casos y sus síntomas son tos con expectoración por más de dos semanas sin mejora alguna, a todo paciente con este síntoma se le debe hacer la búsqueda inspeccionada de tuberculosis.

El diagnóstico es fácil, deben realizarse estudios clínicos sencillos y de bajo costo como son el estudio de baciloscopía de expectoración en la que se recomienda que se deben tomar tres muestras por día durante tres días y realizar una tinción para observar la bacteria.

Tratamiento

El tratamiento en México es completamente gratuito gracias al Programa Nacional de Tuberculosis, consiste en administrar 4 fármacos por un lapso mínimo de 6 meses, dependiendo el tipo de tuberculosis en la que se tendrá una parte intensiva de 7 días a la semana y una parte de refuerzo de 3 días a la semana dependiendo del caso.

Al ser una bacteria, la tuberculosis también puede convertirse en drogoresistente o farmacoresistente, y aunque es de baja prevalencia en México, es decir de 300 hasta 500 casos registrados al año, es el tipo más agresivo

También observamos la tuberculosis multidrogoresistente (MDR) y extremadamente drogoresistente (XDR) que no tienen respuesta a rifambicina e isoniacida, que son casos muy raros pero existen en nuestro país y cuyo pronóstico del paciente puede cambiar por la expansión del cuadro de la enfermedad por su resistencia, cuyo tratamiento puede durar de 20 a 24 meses.

La Sociedad Mexicana de Neumología y Cirugía de Tórax

La SMNyCT apoya la educación continua mediante congresos, por ejemplo, del 2 al 4 de abril se llevará a cabo el 77° Congreso Internacional del Neumología y Cirugía de Tórax que se realizará en León, Guanajuato, en el cual están invitados tanto especialistas y trabajadores de la salud del campo respiratorio.

En el congreso encontraremos a los representantes de las principales sociedades médicas de América Central, del Sur y del continente europeo. Durante el evento habrá diversos talleres para residentes y especialistas, así como sesiones especializadas en tuberculosis tanto para adultos como pediátricas y de cirugías.

Cabe mencionar que se realiza un Pre-congreso en cooperación con el Programa Nacional de Tuberculosis, especializado en la enfermedad en el cual el apoyo de la presidenta de la SMNyCT, Mayra Mejía Ávila ha ayudado muchísimo, la fecha de este será el 3 y 4 de abril en el cual se da una actualización no sólo a especialistas, sino a todo personal que trate pacientes con tuberculosis.