Redacción. Madrid.- A través de dos sesiones celebradas en Madrid y Barcelona, se ha desarrollado un Curso para Directores y Tutores de los Servicios de Farmacia Hospitalaria, cuyos objetivos básicos han sido analizar las posibles aproximaciones docentes para cumplir con los objetivos contenidos en el cuarto año de la especialidad de Farmacia de Hospital. En este contexto el objetivo principal consiste en trasladar las actividades propias del farmacéutico de hospital a la proximidad del paciente y facilitar la integración de este profesional en el equipo asistencial.

Para conseguir este importante objetivo, la Sociedad Española de Farmacia Hospitalaria, (SEFH) junto con la Comisión Nacional de la Especialidad, convocaron este curso, que coincide con la próxima ampliación, en este mes de junio, a un cuarto año del programa de especialización de estos profesionales.

Durante el curso se ha destacado "lo relevante que es el trabajo conjunto de médicos y enfermeras junto con los servicios de Farmacia acreditados para la docencia, con el fin de que se puedan cumplir los objetivos propuestos en el Programa de Formación", según palabras del doctor Joaquín Giraldez, presidente de la Comisión Nacional de Farmacia Hospitalaria.

La convocatoria de este año, que ha contado con el apoyo del Ministerio de Sanidad, ha intentado informar, comunicar y divulgar el proceso de implantación del programa que seguirán los residentes de cuarto año en Farmacia de Hospital, en áreas como la Quirúrgica, Pediatría y Medicina Interna. Los responsables del mismo -los tutores de los hospitales de la Santa Cruz y San Pablo, de Barcelona, y Severo Ochoa, de Madrid- expusieron el desarrollo que en cada caso hicieron del programa que se aplicará en sus respectivos centros.