E.P. Melilla.- El único hospital de Melilla "está prácticamente saturado" porque el número de médicos que tiene asignados no puede hacer frente a la demanda de asistencia sanitaria que tiene que atender con los habitantes de la ciudad española y los marroquíes que llegan de las provincias limítrofes, según ha denunciado en conferencia de prensa el responsable de Sanidad en UGT, Dris Kaddur.

El dirigente sindical indicó que hasta la fecha se han contabilizado 5.747 urgencias y que de seguir esta misma tónica se superarán las 44.000 prestaciones que se realizaron el pasado año 2002, por lo que dijo que "estamos al límite del servicio y abocados a que se produzca cualquier accidente".

En este sentido, exigió al Ministerio de Sanidad que amplíe la plantilla del Hospital Comarcal "para evitar que seamos nuevamente noticia en los medios nacionales" como ocurrió recientemente con el caso de un bebé marroquí que murió tras esperar en Urgencias "dos horas", según los familiares.

Kaddur declaró que "jamás se ha llegado al nivel de presión que tenemos ahora y estamos a punto de rozar el cien por cien, que es el que se puede absorber con el número de camas de este centro hospitalario, cuando a nivel nacional el nivel presión es del setenta y cinco por cien". "No olvidemos -indicó el responsable de Sanidad- que el Hospital de Melilla no sólo atiende a los melillenses, sino también a todo el perímetro marroquí ante la falta de un sistema de salud público en el vecino país".

El hospital melillense y los centros de Atención Primaria de la ciudad autónoma cuentan con 723 trabajadores y el aumento de plantilla que solicita UGT es de 180, de ellos 150 para áreas especializadas y 30 para Primaria.