UGT ha manifestado su rechazo a la propuesta del consejero vasco de Salud, Jon Darpón, de ampliar la edad de jubilación a los 68 años en Osakidetza, propuesta que recientemente ha llegado a los sindicatos.

La Consejería de Sanidad envió, a principios de mes, una propuesta de modificación del plan de ordenación de Recursos Humanos de Osakidetza «para la prolongación voluntaria de la permanencia en el servicio activo hasta los 68 años del personal estatutario y funcionario, así como, de la posible permanencia en el servicio activo del personal laboral hasta que como máximo cumpla los 70 años».

En un comunicado, UGT ha anunciado que se opone «frontalmente» a esta medida y solo aceptaría la «excepcionalidad» de ampliar la edad de jubilación, en el supuesto de que trabajadores no reúnan los años de cotización necesarios para generar el derecho al cobro de la pensión por jubilación.

La responsable de Sanidad de UGT-Euskadi, Ana Vázquez, ha advertido de que el Gobierno vasco debe priorizar planes de rejuvenecimiento de plantilla y relevos generacionales, y que «la necesidad de prolongar la edad de jubilación del personal de Osakidetza responde a una falta de previsión por parte de la propia administración sanitaria y de otras administraciones públicas implicadas en la formación de nuevos profesionales».