La Unión General de Trabajadores ha reclamado la derogación en el Estatuto de los Trabajadores de la disposición adicional 16ª y 17ª. Esta regula los despidos por causas técnicas, organizativas y económicas del personal laboral de las Administraciones Públicas. En concreto, recuerdan que la Reforma Laboral del 2012 permitió ejecutar despidos colectivos, siempre de carácter extintivo.

La no derogación de estas disposiciones sigue dejando abierta la puerta a posibles arbitrariedades en los despidos colectivos. De esta forma, recuerdan los principios de objetividad, neutralidad y transparencia que deben regir las Administraciones. Por ello, UGT mantiene que proteger la estabilidad del personal en el ejercicio de sus funciones es la mejor garantía de una Función Pública objetiva.

“Desde UGT consideramos que el Gobierno no debe dar de lado a los empleados públicos”, insiste el sindicato. Así, defienden que “mantener estas disposiciones supondría perpetuar una legislación que facilita la destrucción de empleo público”.

Despidos colectivos recientes

Aportando cifras, hasta agosto de 2020, más de 2.500 trabajadores y trabajadoras laborales han sido despedidos por esta vía. Para UGT es una situación totalmente incongruente. Según defienden, de un lado, en julio de este año, el Gobierno y los sindicatos firmaron un acuerdo para terminar con la temporalidad en las Administraciones. Sin embargo, de otro, el Ejecutivo reconocía la falta de recursos en los Servicios Públicos, incrementando la tasa de reposición de efectivos. No obstante, UGT sigue manteniendo que es fundamental eliminar esta tasa en todas las Administraciones para asegurar una atención adecuada a la ciudadanía.