SECCIÓN  patrocinada por: 

Nota: Los contenidos de esta sección son informaciones de actualidad y de interés general elaboradas por la redacción de El Médico Interactivo. No existe conflicto de intereses entre los autores, las fuentes y el patrocinador

Un 10-30% de los pacientes con depresión no responde a los tratamientos y presenta síntomas resistentes. Son datos facilitados por Enric Álvarez, jefe del Servicio de Psiquiatría del Hospital Sant Pau de Barcelona. Este experto ha participado en el XXVIII Curso Nacional de Psiquiatría celebrado de forma telemática. Según el especialista, la falta de respuesta a la terapia “provoca un grave deterioro de la salud física, así como problemas sociales y laborales”.

Los expertos participantes en el congreso han analizado las principales innovaciones terapéuticas para la depresión resistente. También han actualizado información de los actuales tratamientos convencionales, incluida la combinación de medicamentos.

Enric Álvarez ha asegurado que “cada vez hay más evidencia de que el tratamiento farmacológico y psicoterápico combinado es más potente que el tratamiento solo farmacológico o psicoterápico”. En los casos resistentes al tratamiento, la farmacología “debe buscar nuevos medicamentos e identificar psicoterapias eficaces y con evidencia científica para la depresión”.

En este sentido, ha comentado que las investigaciones están avanzando mucho gracias a moléculas nuevas o a fármacos derivados que se están probando en trastornos depresivos.

Tratamiento especializado para la depresión

La depresión “necesita tratamiento especializado”, ha dicho Enric Álvarez. “Se trata de una disfunción cognitiva que impide hacer una vida intelectual normal. La persona es incapaz de realizar las funciones ejecutivas cotidianas. También se observa una pérdida de apetito, que conlleva una pérdida de peso importante y un agotamiento físico notable”.

Según el jefe de Psiquiatría del Hospital Sant Pau, se produce “una muerte silenciosa”. “En la depresión hay una intolerancia al estrés. Cualquier cosa es complicada, difícil, imposible de hacer. También se observa cierta intolerancia al dolor”, ha añadido.

Una enfermedad muy grave

Enric Álvarez ha definido la depresión como “una enfermedad muy grave que cursa con síntomas como la incapacidad total de sentir placer en los planos familiar, social, laboral, sexual, etc.”. “La persona con depresión no siente satisfacción en ninguna faceta de su vida”, ha añadido. Esta patología “aparece muchas veces sin relación con ningún acontecimiento biográfico ni vital, pero a veces sí”.

En este ámbito, ha considerado necesario puntualizar que la depresión no es lo mismo que “estar triste”. “No es depresión cuando hay un problema adaptativo; es decir, cuando las cosas que nos van mal se cronifican y tenemos un estado de no alegría durante meses o años. La infelicidad es un trastorno adaptativo. Tampoco podemos hablar de depresión en el caso de personas con una personalidad poco asertiva o con tendencia a ver el vaso medio vacío. En definitiva, afrontar la vida de forma no alegre no puede ser considerado depresión”.