La presentación de los datos del estudio DESTINY-BREAST01 con trastuzumab deruxtecan ha sido el hecho más relevante del Simposio de Cáncer de Mama de San Antonio (SABCS), que se clausuró en la ciudad tejana este sábado. El trabajo se ha publicado en The New England Journal of Medicine (NEJM) y tiene como coautores a Cristina Saura, del Instituto de Oncología Valle de Hebrón (VHIO) de Barcelona, y a Javier Cortés, investigador traslacional del VHIO y responsable de la unidad de cáncer de mama del IOB Institute of Oncology del grupo Quirón.

El 60,9% de las pacientes que recibieron trastuzumab deruxtecan mostraron una respuesta objetiva en el estudio con una supervivencia libre de progresión de 16,4 meses y una duración media de la respuesta de 14,8 meses.

“Estos datos demuestran el potencial de este conjugado para establecerse como nuevo estándar de tratamiento en pacientes con cáncer de mama HER2+ avanzado”, destacó en la rueda de prensa de presentación de resultados Ian Krop, director asociado de Oncología de Cáncer de Mama del Dana-Farber Cancer Institute y coautor del estudio.

Krop ha anunciado que están en marcha tres estudios con trastuzumab deruxtecan en un total de 1.640 pacientes, dos en segunda línea y uno en tercera línea. “En un futuro, se podría usar en combinación también con otros fármacos”, añadió.

Destacada participación española

El grupo GEICAM ha presentado datos del estudio fase III PEARL, que confirma que palbociclib con terapia endocrina debe usarse en líneas más tempranas en mujeres posmenopáusicas en fase metastásica con receptores hormonales positivos y HER- y tumor resistente a inhibidores de la aromatasa. “Este es el tipo de cáncer de mama más común”, ha destacado Miguel Martín, presidente de GEICAM.

Otro trabajo relevante con participación española es CORALEEN, impulsado por el grupo SOLTI y publicado en The Lancet Oncology: el tratamiento neoadyuvante con ribociblib y letrozol ha demostrado una elevada eficacia en cáncer de mama precoz hormonosensible. Los investigadores principales han sido Aleix Prat, jefe del servicio de Oncología Médica del Hospital Clínico de Barcelona y presidente de SOLTI, y Joaquín Gavilá, jefe clínico de la Fundación Instituto Valenciano de Oncología y miembro de la junta directiva de SOLTI.

Los resultados del estudio HER2 CLIMB también han sido publicados en NEJM. En el ensayo también han participado investigadores de VHIO. La mitad de las pacientes que incluyeron tenían metástasis cerebral. Esta población, habitualmente infrarrepresentada en ensayos, se benefició igualmente de la triple combinación de tucatinib, trastuzumab y capecitabina tanto en supervivencia libre de progresión como en supervivencia global.

Avances en cáncer de mama triple negativo

En cáncer de mama triple negativo precoz, el estudio fase III KEYNOTE-522 ha comparado pembrolizumab neoadyuvante junto a quimioterapia versus placebo y quimioterapia seguido de pembrolizumab versus placebo. La primera opción de tratamiento proporcionó más beneficio, medido en pCR, en pacientes con estadio III y/o nodo positivo precoz.

En este mismo escenario, el estudio NeoTRIPaPDL Michelangelo ha demostrado que la adición de atezolizumab a nab-paclitaxel no incrementó de manera significativa la tasa de pCR en mujeres con cáncer de mama triple negativo.

También en cáncer de mama triple negativo se ha demostrado que las pacientes en alto riesgo de recaída por respuesta incompleta a quimioterapia neoadyuvante puede estar mejor basada, desde el punto de la estratificación del riesgo, con la presencia de enfermedad mínima residual determinada por ADN circulante tumoral (ctDNA).

Otro estudio a largo plazo es IBIS-II, que ha demostrado que anastrozol reduce, de manera significativa, el cáncer de mama tras un seguimiento de 12 años: hasta un 49%, en mujeres postmenopáusicas con mayor riesgo de cáncer, un porcentaje que aumentó al 54% en enfermedad ER+.

En cáncer de mama metastásico, un estudio ha demostrado que paclitaxel oral y encequidar es el primer taxano oral que logra una mejora significativa en tasas de respuesta global confirmada comparado con paclitaxel intravenoso.

En cuanto a la terapia hormonal, un estudio en más de 27.000 mujeres ha demostrado que el uso de estrógenos conjugados equinos en monoterapia y estrógenos conjugados equinos con acetato de medroxiprogesterona tiene efectos opuestos: el primero disminuye significativamente las incidencias y muertes por cáncer de mama, con un efecto que persiste décadas tras discontinuar su uso, mientras que la combinación aumenta la incidencia y la mortalidad asociada.

En radioterapia, se han presentado los datos acumulados de recurrencia ipsilateral de tumor en la mama del estudio fase III APBI IMRT: se ha demostrado que la irradiación parcial acelerada de la mama externa usando radioterapia de intensidad moderada, una recurrencia baja y no diferente significativamente a las pacientes tratadas con irradiación de toda la mama.

Por otro lado, se ha confirmado el potencial uso de S-1 en terapia adyuvante combinada con terapia endocrina en pacientes con cáncer de mama primario ER+ y HER2- con riesgo de recurrencia elevado o medio. S1 es un fármaco de combinación basado en la modificación bioquímica de fluorouracil y contiene tegafur, gimeracil y oteracil.

Por último, se presentaron los resultados interinos de supervivencia global del estudio APHINITY. El ensayo comparó quimioterapia con trastuzumab y pertuzumab frente a quimioterapia con trastuzumab y placebo como terapia adyuvante en paciente con cáncer de mama HER2+ precoz operable. Los resultados han demostrado la eficacia de pertuzumab a largo plazo, con beneficios a largo plazo con independencia del estatus HR.