Un estudio llevado a cabo por investigadores de la Universidad de Anglia del Este (Reino Unido) ha desaconsejado el uso de esteroides para tratar la pérdida del olfato causada por el COVID-19, la enfermedad provocada por el coronavirus.

En cambio, el equipo recomienda el “entrenamiento del olfato“, un proceso que implica olfatear al menos cuatro olores diferentes dos veces al día durante varios meses. “El enorme aumento en la pérdida del olfato causada por COVID-19 ha creado una demanda mundial de tratamiento sin precedentes”, han detallado los investigadores.

Evidencia de los corticosteroides

Los corticosteroides son una clase de medicamento que reduce la inflamación en el cuerpo. Los médicos a menudo los recetan para ayudar a tratar afecciones como el asma, y se han considerado como una opción terapéutica para la pérdida del olfato causada por COVID-19.

“Lo que encontramos es que hay muy poca evidencia de que los corticosteroides ayuden con la pérdida del olfato. Y debido a que tienen efectos secundarios adversos potenciales bien conocidos, nuestro consejo es que no deben prescribirse como tratamiento para el olor posvírico pérdida”, han apostillado.