Un nuevo biomaterial desarrollado por investigadores del King’s College de Londres permite el trasplante de células madre formadoras de hueso en fracturas óseas graves y acelera el proceso de curación. Este nuevo método mejora la reparación y puede cambiar la forma en que se tratan las fracturas óseas, aseguran los autores del estudio.

El artículo, publicado en ‘Nature Materials’, describe células madre y células óseas maduras cultivadas en un biomaterial, una estructura que simula partes del hueso sano.

El nuevo biomaterial, como un vendaje, está recubierto de una proteína utilizada por el organismo para el crecimiento y la reparación. Este vendaje se puede pegar a la fractura como un yeso y mejorar la capacidad natural del hueso para sanar. Acelera de este modo el proceso de reparación.

El proceso se puede acelerar aún más si se cultivan células madre óseas que generan células óseas en un gel tridimensional en el vendaje. Después se trasplantan este vendaje similar a un hueso en la fractura.

El avance podría marcar una diferencia drástica en los tiempos de recuperación de los pacientes con fracturas óseas graves. El proceso de curación de una fractura grave puede ser lento o incluso fallar en pacientes vulnerables como ancianos o aquellos con problemas de salud subyacentes.

Vendaje similar a un hueso

Los métodos actuales para reparar hueso son los implantes sintéticos o tejido de un donante, donde se extrae hueso de otra zona para reparar la fractura. Este método se basa en la propia capacidad del organismo para curarse, que puede debilitarse después de una lesión grave.

Hasta ahora las células implantadas con las tecnologías actuales a menudo mueren y carecen de apoyo a largo plazo para la curación del hueso.

Este nuevo biomaterial, ‘vendaje similar a un hueso’, respalda la supervivencia y la capacidad de formación de hueso de estas células madre y óseas adicionales durante todo el proceso de curación.

El estudio, desarrollado por investigadores del Centro de Células Madre y Medicina Regenerativa del King’s College de Londres, desarrolló el diseño dirigido específicamente a la fractura y que no se filtre al tejido sano.

Los vendajes pueden incluso hacerse biodegradables para que el cuerpo los absorba simplemente cuando la cicatrización haya terminado. Estas características de seguridad, y el poderoso efecto de los vendajes, supone que podrían tener uso hospitalario.

El doctor Shukry Habib, del King’s College de Londres, destaca que esta tecnología “es la primera en diseñar un tejido similar al hueso a partir de células madre óseas humanas en el laboratorio en una semana y trasplantarlo con éxito la fractura para iniciar y acelerar la reparación ósea. El concepto del tejido diseñado en 3D y el vendaje tiene la posibilidad de desarrollarse en diferentes tejidos y órganos lesionados”, añade.

El grupo Habib llevará los vendajes para huesos a ensayos clínicos. El objetivo es desarrollar el concepto para mejorar la curación de otros órganos y tejidos.