Un chatbot basado en la inteligencia artificial, denominado IMPAI, resulta eficaz en la orientación del diagnóstico sobre COVID-19 y también sobre la posible fase o etapa de transmisibilidad en la que se encuentra el paciente con sospecha de COVID-19. El mismo se basa en un algoritmo basado en los protocolos de las autoridades sanitarias y las recomendaciones de los expertos y las sociedades científicas, que tiene en cuenta la gravedad de los síntomas, la exposición en asintomáticos, el tiempo de evolución o exposición en los no sintomáticos, junto con el resultado ─o no disponibilidad─ de las diferentes pruebas diagnósticas.

Este chatbot ha sido desarrollado por Francisco Miralles, internista malagueño y miembro de Sociedad Española de Medicina Interna (SEMI), con el apoyo de Presentys. Tal y como explica el propio Miralles, es un proyecto de código abierto y acceso libre y gratuito para todo el personal sanitario que lo necesite y se trata del germen de una iniciativa colaborativa, encaminada a ofrecer al colectivo médico una herramienta que facilite el diagnóstico de los pacientes infectados por COVID-19 y que irá creciendo, con el tiempo, en funcionalidades.

De esta forma,  el chatbot se pondrá a disposición de sociedades científicas, grupos hospitalarios y empresas sanitarias que puedan estar interesadas en usar esta herramienta.