El Consejo General de Colegios Oficiales de Médicos (CGCOM) y la Federación Nacional de Trabajadores Autónomos (ATA) han firmado un nuevo convenio. El objetivo del mismo es velar por los intereses económicos y laborales del colectivo de médicos autónomos.

Para ello, el CGCOM y ATA trabajarán en el diseño de estrategias comunes y en la elaboración de guías y estudios. Asimismo, organizarán jornadas continuas, y potenciarán las relaciones con las administraciones competentes.

De cara a los propios médicos, se asesorará sobre los cambios normativos que puedan afectar a los médicos en su condición de trabajadores autónomos.

Un compromiso con los médicos autónomos

El presidente del CGCOM, Serafín Romero, matizó en esta firma que “este es un acuerdo que estaba previsto antes de la llegada de la pandemia”. El motivo de retomarlo ahora era que “queríamos plasmarlo físicamente porque era necesario visualizarlo”.

De hecho, según Romero, “la COVID19 ha puesto de manifiesto que es obligado salir en defensa de los médicos autónomos”. En concreto, ya que “se han enfrentado a la apertura de las consultas privadas sin apenas gente o a un cierre, que ha generado situaciones dramáticas para la sostenibilidad de las mismas”.

Por su parte, el máximo representante de la ATA, Lorenzo Amor, insistía en que tenemos que trabajar conjuntamente por dignificar la figura de médico autónomo”. Y es que, según el experto, “cada vez hay más personas que dedican una actividad por cuenta propia dentro de la Medicina y es importante que hagamos una defensa de sus intereses profesionales”.

De esta forma, concluía que “los médicos no son sólo unos héroes, sino unos grandes colaboradores de los autónomos. Cualquier acuerdo de colaboración con los representantes de los profesionales de la Medicina es esencial”.