Un estudio del Instituto de Investigación Sanitaria INCLIVA, del Hospital Clínico de València, ha permitido identificar un perfil molecular asociado al desarrollo de enfermedad renal. En concreto, en estadios tempranos en pacientes con hipertensión arterial. Este contribuirá a facilitar el diagnóstico precoz, el pronóstico y ajustes de la medicación, mejorando su calidad de vida.

Se trata del primer estudio que analiza un perfil de microRNAs en tres biofluidos diferentes de manera simultánea: en plasma, en exosomas de plasma y en exosomas de orina de pacientes hipertensos. Los resultados han permitido establecer un perfil molecular compuesto por un grupo de microRNAs en el interior de exosomas de sangre y orina. Este está asociado a una elevada excreción de albúmina en orina. Este perfil molecular es un marcador temprano de disfunción renal, que regula mecanismos implicados en la integridad vascular y de filtración en el riñón.

Las claves del perfil molecular

La investigación incluyó una fase inicial de descubrimiento en un grupo de pacientes diagnosticados de hipertensión con o sin afectación renal. Los resultados se obtuvieron en un grupo mayor de pacientes y sujetos sanos. Como objetivo futuro se plantea realizar estudios funcionales y validar estos resultados en grupos de pacientes de otros hospitales.

Cabe destacar que los microRNAs son pequeñas moléculas circulantes que regulan la expresión de determinados genes. Por tanto, controlan procesos celulares vitales como el desarrollo y mantenimiento de la función renal. Se pueden encontrar libres en plasma y en el interior de exosomas. Estas son pequeñas vesículas extracelulares que son liberadas en sangre u orina por las células que componen nuestro organismo. Las mismas juegan un papel esencial en la comunicación entre los distintos tipos celulares dentro del riñón. Precisamente este aspecto ha sido analizado en un estudio del mismo grupo de investigación, recientemente publicado también en ‘Hypertension‘.