Ahora, investigadores de Duke Health (Estados Unidos) han demostrado que su tecnología de análisis puede distinguir con precisión entre una infección vírica y una bacteriana en el caso de las enfermedades respiratorias, una diferencia fundamental que determina si los antibióticos están justificados. Y, lo que es más importante, la prueba proporcionó resultados en menos de una hora.

En su trabajo, publicado en la revista científica ‘Critical Care Medicine’, los investigadores han desarrollado un método de expresión génica que difiere de las estrategias de diagnóstico actuales, que se centran en la identificación de patógenos específicos. Las pruebas actuales consumen mucho tiempo y sólo pueden identificar un patógeno si la prueba se centra específicamente en él.

Pacientes tratados inadecuadamente con antibióticos

Después de que el equipo descubriera estas firmas de expresión génica para las infecciones bacterianas y víricas, colaboró con BioFire Diagnostics, una empresa especializada en diagnósticos moleculares, para desarrollar esta prueba, la primera de su clase.

Las enfermedades respiratorias agudas son la razón más común por la que las personas visitan a un proveedor de atención médica cuando se sienten enfermas. Los pacientes con estos síntomas son tratados inadecuadamente con antibióticos con demasiada frecuencia debido a las dificultades para discriminar la causa de la enfermedad, alimentando la resistencia a los antibióticos. Nuestro estudio demuestra que una prueba rápida para distinguir entre estas dos fuentes de enfermedad es posible y podría mejorar la atención clínica.