Por primera vez se ha demostrado en un estudio en roedores que todas las células madre musculares no envejecen igual. Se trata de una investigación de la Universitat Pompeu Fabra, del Centro Nacional de Investigaciones Cardiovasculares, ICREA y Ciberned. En la misma se ha identificado un subgrupo de células madre con una capacidad regenerativa superior, que se mantiene hasta la edad geriátrica.

Este hallazgo proporciona una base para atenuar la pérdida de capacidad regenerativa del músculo en personas de edad muy avanzada. Los resultados acaban de ser publicados en la revista Nature Cell Biology.

Cabe destacar que este estudio recoge los resultados de más de siete años de investigación y colaboraciones con diversos laboratorios de Europa y EEUU.

Una mayor capacidad regenerativa

La regeneración del músculo esquelético depende de una población de células madre musculares (células satélite). Estas se encuentran en un estado latente o quiescente, una situación que puede activarse por daño o estrés para formar nuevas fibras musculares y expandirse en nuevas células madre. Se sabe que las funciones regenerativas de estas células madre disminuyen con el envejecimiento.

A este respecto, el trabajo señala que este subgrupo de células madre quiescentes poseen una capacidad regenerativa superior. La misma se expresa a través de la activación de la vía de señalización asociada a FoxO. Este es un factor regulador de la expresión génica previamente asociado a la longevidad. El mismo mantiene la expresión de un programa génico joven a lo largo de la vida. Sin embargo, en la edad geriátrica, se pierde la activación de FoxO en este subgrupo de células, lo que provoca su pérdida de funcionalidad.

De esta forma, los fármacos que activen FoxO pueden tener un efecto rejuvenecedor para la musculatura. Esto abre la posibilidad de mejorar la salud de personas ancianas debilitadas por la pérdida de masa muscular. También puede ser útil para personas que han perdido masa muscular por enfermedades neuromusculares o por efectos asociados al cáncer o patologías infecciosas o inflamatorias.