El 35 por ciento de los profesionales sanitarios que fueron atendidos en el servicio telemático de apoyo psicológico (TAP) durante la pandemia son médicos.  Así lo han dado a conocer desde la Fundación para la Protección Social de la OMC (FPSOMC). Estos están seguidos muy de cerca enfermeras (34 por ciento) y auxiliares de enfermería (12 por ciento).

Con motivo del Día Mundial de la Salud Mental, que se celebra mañana sábado, 10 de octubre, la FPSOMC pone de relieve el refuerzo del apoyo psicológico. Especialmente para las necesidades de apoyo emocional y atención psicológica a los médicos que lo requieran con motivo de la pandemia.

Problemas de ansiedad, estrés, alteraciones emocionales o trastornos del sueño son algunas de las patologías que ha sufrido el colectivo médico durante la pandemia de COVID-19

Apoyo psicológico en tiempos de COVID-19

En este sentido, el TAP se puso en marcha para dar apoyo psicológico a los profesionales en situación de sufrimiento emocional afectados por la COVID-19. Se trata de una plataforma telemática específica de atención en salud mental. Desde el inicio ha realizado más de 2.900 intervenciones, atendiendo a casi 900 profesionales. Esto supone una media de 4 intervenciones por profesional, según los datos facilitados por la Fundación Galatea.

De los profesionales sanitarios atendidos por el TAP destaca que el 86 por ciento de las solicitantes de este servicio son mujeres. El 47 por ciento trabaja en el ámbito hospitalario frente al 21 por ciento de Atención Primaria. Otro 11 por ciento trabaja en residencias y centros sociosanitarios.

Asimismo, la FPSOMC ha recordado que desde el PAIME colegial se han flexibilizado los horarios de atención y los canales de comunicación. También en formato online, además de la consulta presencial para poder atender a los médicos con trastornos psíquicos durante la pandemia.